23 - 11 - 2017

    Supplier Marítimo reclama indemnización por daños y perjuicios a Miquel Alimentació

    supplier-maritimo

    Supplier Marítimo, propiedad del empresario hispano chileno Óscar Silva, ha iniciado la búsqueda de un bufete de abogados o una empresa business angel o de capital riesgo, para reclamar judicialmente una indemnización por daños y perjuicios contra la empresa Miquel Alimentació Grup por incumplimiento de contrato y usurpación de negocio.

    Supplier Marítimo considera que Miquel Alimentació Grup viene incumpliendo su relación contractual para el suministro de alimentación fresca y perecedera, bebidas, perfumería, productos de bazar y otros libres de impuestos a barcos mercantes, cruceros, ferrys, aviones y hoteles con escala en Europa. La reclamación supera los 1.000 millones de euros.

    La empresa de Óscar Silva firmó un primer contrato con Lluis Batlle García, apoderado de Miquel Alimentació Grup en 2007, por un periodo de diez años con vigencia hasta el 13 de febrero de 2017, mediante el cual Supplier Marítimo aportaba en exclusiva y con prohibición de competencia-reciprocidad sus conocimientos para el suministro de dichos productos.

    Por su parte, Miquel Alimentació Grup aportaba la capacidad de compra en sus seis plataformas logísticas de Vilamalla, Mercabarna, Tortosa, Fuente de Piedra y Burgos, así como las plataformas de la cadena de centros Gros Mercat y la proyectada en Ingeniero (Gran Canaria) con un total de 257.000 metros cuadrados.

    El proyecto se basaba en ofrecer a las compañías navieras un único proveedor para todos los puertos de Europa, una sola negociación por temporada a precios fijos, una sola entrega y una sola facturación en cada puerto.

    Sin embargo, a los pocos meses  de relación comercial, Miquel Alimentació Grup “usurpó el  know-how. Miquel Alimentació Grup decidió de mala fe deshacerse de su socio Supplier Marítimo de forma premeditada y explotar directamente el negocio a través de Miquel Ship Supplier y Miquel Alimentació Food Service, utilizando además el mismo diseño, redacción, colores y servicios que ambas partes con antelación ofrecían conjuntamente”, según afirma el empresario Silva.

    Como consecuencia, Supplier Maritimo interpuso una primera demanda contra Miquel Alimentació Grup en 2009 ante los tribunales de Lérida, en la que, según Óscar Silva, “la empresa alimentaria entregó una resolución de contrato falsa”, razón por la que éste interpuso otra denuncia por falsedad documental, acompañada de un informe pericial imparcial de la policía científica, en la que el tribunal resolvió a su favor.

    Para Silva, “Miquel Alimentació Grup ha usurpado el negocio de Supplier Marítimo y, después de beneficiarse durante casi nueve años, lo ha vendido a la multinacional China Bright Food y a China Investment Corporation CIC, estando el contrato vigente hasta el 13 de febrero de 2017, por lo que Miquel Alimentació Grup ha vendido un negocio que no le pertenecía”.

    XPO Logistics reajusta sus servicios de grupaje en América del Norte

    Confectionary Holding prevé un aumento del 20% en las exportaciones

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.