19 - 11 - 2017

    Las pérdidas de Latam disminuyen un 65,1% hasta julio

    avion volando

    Latam Airlines, compañía aérea sudamericana formada por la aerolínea chilena Lan y la brasileña Tam, redujo sus pérdidas un 64,1% durante el primer semestre de 2014 respecto a los siete primeros meses de 2013. En total, Latam sumó 100,2 millones de dólares (75 millones de euros) de pérdidas netas.

    Una vez concluido el análisis de las necesidades derivadas de la fusión y del entorno económico, la compañía ha emprendido un  plan de reestructuración de flota que incluye la retirada de 39 aeronaves, correspondientes a los modelos “menos eficientes”, en un periodo de dos años. A 30 de junio, el grupo ya ha devuelto cinco Boeing 737, siete A330, dos Dash Q-400, un A340 y un carguero 767 de Boeing.

    A partir de agosto, cinco de las rutas de Lan comenzarán a ser operadas con un Boeing 787, que podría ser también reintroducido en las conexiones con Los Ángeles.

    Los ingresos del grupo se redujeron un 4,3% en los seis primeros meses del ejercicio, hasta los 6.225 millones de dólares (4.659,5 millones de euros), mientras que su resultado bruto de explotación disminuyó en un 10,7%, alcanzando los 621 millones de dólares (464,8 millones de euros).

    El grupo también disminuyó sus costes operacionales un 4%, hasta 6.097 millones de dólares (4.563,7 millones de euros), en los que la partida destinada al combustible decreció en un 7,3%. Por contra, se produjo un incremento en el alquiler de aeronaves del 31,1% en este periodo.

    No obstante, la compañía mantiene su intención de lograr sinergias de entre 600 y 700 millones de dólares (449 y 523,9 millones de euros) a partir de junio de 2016, de las cuales ya ha captado 300 millones de dólares (224 millones de euros).

    Hasta junio, el grupo registró un resultado operacional de 127,9 millones de dólares (95,7 millones de euros), un 16,7% menos que en el mismo periodo de 2013.

    En el segundo trimestre, la compañía registró unos ‘números rojos’ de 58,9 millones de dólares (44 millones de euros), lo que supone una reducción del 82,1% con respecto al mismo periodo del año pasado.

    De marzo a junio, el grupo facturó 3.047,7 millones de dólares (2.281 millones de euros), un 1,7% menos que en 2013.

    Asimismo, el resultado operacional se situó en 15,3 millones de dólares (11 millones de euros), un 61% menos, debido al “impacto negativo” de la reducción en la demanda de pasajeros y carga durante el Mundial de fútbol de Brasil.

    No obstante, la aerolínea señaló el “éxito” obtenido durante la competición, con “altos factores de ocupación” derivados de la reducción del 5,1% en la capacidad durante el mes de junio, que compensaron la caída del 5,2% en el tráfico.

    Latam estima un impacto de entre 140 millones de dólares (104,8 millones de euros) y 160 millones de dólares (millones de euros) derivado del Mundial, incluyendo tanto las operaciones domésticas como las internacionales.

    Durante el evento, la compañía añadió a su oferta más de 1.100 vuelos adicionales y transportó cerca de 3 millones de pasajeros, con un factor de ocupación del 80,5%.

    “A pesar del impacto negativo en los resultados debido a la bajada de la demanda corporativa y el turismo en el país especialmente en el mes de junio, estamos muy satisfechos de haber cumplido con nuestro enfoque en nuestros clientes”, afirmaron desde la empresa.

    A nivel general, la firma continua racionalizando la oferta de operaciones de carga y pasajeros mediante una reducción del 1,5% en la capacidad comercial y del 7,5% en el tráfico de mercancías, en comparación con el año anterior.

    Como resultado, los factores de ocupación de todos los mercados aumentaron hasta alcanzar un “récord” de 82,4% y han aumentado los ingresos unitarios, compensados en parte por unos costes unitarios más altos, mientras que la compañía adapta su estructura a una menor operación.

    Con todo, el vicepresidente ejecutivo de la compañía, Enrique Cueto, destacó la “mayor flexibilidad” y la “gran experiencia” de Latam a la hora de reaccionar y adaptar el negocio “a los desafíos económicos”.

    Así, de cara al futuro, la compañía mantiene su compromiso para lograr una “rentabilidad sostenible” y “retornos superiores”, a través de una disciplina en los costes, la reestructuración de la flota y el desarrollo de la red.

    La compañía aérea Latam será el primer operador americano en recibir el Airbus A350 a finales de 2015. Esta aeronave ya visitó los aeropuertos de Santiago de Chile y de Sao Paulo, en Brasil, en el marco de su proceso de certificación para comenzar a operar vuelos comerciales de pasajeros.

    Cummins cumple 40 años en Jamestown

    Pilot Travel Flying J abre cuatro centros

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.