24 - 05 - 2018

    Jungheinrich expande su negocio de carretillas usadas

    La ampliación del centro de reacondicionamiento de Dresden permitirá a Jungheinrich incrementar su capacidad de reutilización de carretillas usadas hasta los 8.000 vehículos al año, con calidad “4 estrellas”

    El próximo mes de marzo de este año, Jungheinrich pondrá en marcha un proyecto con el que planea expandir de forma significativa su centro de equipos usados en Dresden en Alemania. Con el nombre “2018”, dicho proyecto contempla una expansión gradual de la capacidad de la planta, con el fin de alcanazar el reacondicionamiento de 8.000 vehículos al año, sin que ello afecte a las operaciones en curso.

    Actualmente, pueden llegar a reacondicionarse 4.500 vehículos en el centro de equipos usados de Dresden cada año. En 2012 la planta alcanzó el límite de su capacidad.

    El centro para equipos usados de Dresden entró en funcionamiento el 1 de junio de 2006 y desde entonces, la capacidad de producción del centro casi se ha triplicado. En la actualidad, la planta cuenta con un espacio disponible de 19.000 m², cinco veces más que cuando aquélla abrió sus puertas.

    El nuevo ala de la planta, cuya construcción se iniciará en marzo de 2013, conectará las áreas existentes y permitirá una optimización sostenida de los flujos de materiales. Esto incrementaría la actual zona de producción, de los 8.500 m2 que hay actualmente, hasta los 13.500 m².

    Las carretillas usadas se reacondicionan en el centro de Dresden de acuerdo con los estándares de calidad de Jungheinrich, que comprenden elementos de seguridad, ingeniería, apariencia y fiabilidad.

    Se restauran todos los vehículos para que tengan un nuevo look o nueva apariencia, con un reacondicionamiento seguro y de vanguardia.Esto garantiza resultados de primer nivel, así como una protección fiable contra períodos de inactividad inesperados.

    El proceso de reacondicionamiento de las carretillas de Jungheinrich sigue unalínea de producción flexible, que distingue entre carretillas usadas eléctricas o con motores IC. Las carretillas usadas que entran en la planta son inspeccionadas meticulosamente antes de desmontar cualquier componente esencial o cualquiera de sus piezas.

    Para volver a montar las carretillas usadas, se utilizan recambios originales, para a continuación, pintar las carretillas en calidad de vehículo nuevo.

    Las carretillas que han de reacondicionarse proceden de todas partes de Europa. Se reacondicionan a nivel central, en la planta de Dresden, y se venden en toda Europa a través de la red de venta directa de Jungheinrich. Actualmente, los centros de equipamiento usado de Jungheirnich se están estableciendo en los mercados de China y Brasil, que siguen el modelo de éxito del centro de Dresden.

    Jungheinrich como proveedor de soluciones, servicios y productos intralogísticos, ofrece a sus clientes un amplio abanico de carretillas elevadoras, sistemas de almacenaje, servicios logísticos y de consultoría.

    Aena pierde un 9,1% de pasajeros en enero

    Gonnfertrans suma 14 camiones MAN a su flota

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.