23 - 11 - 2017

    Ford prueba la conducción autónoma sobre nieve

    conduccion_autonoma_nieve_ford

    La compañía americana de coches Ford ha realizado una prueba de conducción autónoma sobre la nieve. La conducción sobre terreno resbaladizo puede resultar difícil. Por eso, los coches autónomos deben ser capaces de circular por carreteras cubiertas de nieve.

    La tecnología que ha puesto en marcha Ford permite ir en condiciones extremas. La marca es pionera en la creación de mapas 3D de alta resolución con tecnología LiDAR, que escanea el área que recorrerá el coche autónomo en la nieve.

    Los vehículos autónomos recopilan y procesan más datos de mapeado en una hora que el usuario medio de un teléfono móvil en 10 años. El coche recopila hasta 600 gigabytes de información por hora, por eso necesita una tarifa de datos ilimitada.

    Además, utiliza sensores LiDAR que pueden identificar copos de nieve y gotas de lluvia. Así neutralizan la falsa impresión de un objeto cruzado en el camino. La firma ha creado un algoritmo que identifica la nieve y la lluvia, permitiendo seguir el recorrido sin problemas.

    La manera en que los vehículos autónomos de Ford identifican su ubicación es más precisa que el GPS. El actual GPS tiene una precisión de unos 10 metros, pero el vehículo autónomo requiere mayor precisión. Por otro lado, Ford ha aumentado las ventas de vehículos comerciales un 17% en Europa en febrero frente al mismo mes de 2015.

    FEMSA lanza acciones en euros y dispara los rumores

    IKEA evalúa instalar planta en Nuevo León (México)

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.