20 - 11 - 2017

    PYMES deben tener en cuenta normas inesperadas de aduanas extranjeras

    aduanas

    Las pequeñas empresas o PYMES que desean internacionalizar su actividad deben tener en cuenta reglamentos inesperados en materia aduanera a la hora de embarcarse en negocios en el extranjero.

    En este sentido, Harald Schoenfelder, managing director global trade services de FedEx Express en Europa, el Medio Este europeo, el subcontinente indio y África, ha recopilado una serie de normas que las PYMES deben tener en cuenta.

    Hay que tener en cuenta que las reglas y regulaciones cambian constantemente. Así que incluso si ha exportado a un país una vez, no conviene dar por sentado que seis meses más tarde las reglas seguirán siendo las mismas.

    Por ejemplo, los insectos comestibles están de moda en algunos países, pero las importaciones de este tipo de insectos aún no están permitidos en todos los países de la Unión Europea debido a las variaciones en las normas de seguridad alimentaria.

    En este sentido, Bélgica aprobó 10 insectos para el consumo humano en 2014, y en noviembre las primeras ofertas de carne de insectos estaban disponibles en los supermercados y restaurantes.

    Por otra parte, los deportes amateur en Francia se están regularizando cada vez más en comparación con otros países europeos. El país galo ya no permite la importación de la creatina, un producto que ayuda al aumento de masa muscular.

    Como el sexto país entre los grandes consumidores de vino, podría pensarse que es fácil exportar vinos de otros estados miembros de la Unión Europea al Reino Unido. Sin embargo, cuando se transporta alcohol desde un estado miembro de la UE a un particular en el Reino Unido, existen reglas estrictas que son aplicadas. El vendedor debe pagar los impuestos especiales a las autoridades británicas. El Reino Unido no permite al consumidor pagar este impuesto e insiste en la confiscación de bienes en los que este procedimiento específico no se ha seguido.

    No todos los productos son lo que parecen. Por ejemplo, si se envían dedos de goma desde Francia a Estados Unidos como parte de la maquinaria de eliminación de plumas de aves de corral no se clasifican en la aduana como partes de guantes, sino como “máquinas para la preparación de carne o aves de corral”.

    También está prohibido enviar chicles a Singapur, aunque se hacen excepciones para la higiene dental y con fines medicinales bajo licencia. Además, si se envían cremalleras a la India, se ha de declarar la longitud, el material de los dientes y el color de las cremalleras.

    Estas reglas pueden parecer un poco raras, pero si se tienen en cuenta, las PYMES tendrán menos probabilidades de llevarse alguna sorpresa inesperada.

    Aldi inaugurará un establecimiento en Navalcarnero

    Lineage Logistics adquiere Columbia Colstor

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.