20 - 11 - 2017

    Cold Train pone fin a su servicio refrigerado intermodal

    Cold Train pone fin a su servicio refrigerado intermodal

    Cold Train y BNSF Railway han anunciado el fin del servicio refrigerado intermodal entre Washington y Chicago. Los problemas de programación han hecho que desde el pasado otoño el servicio fuera cada vez más deficitario, hasta que ambas compañías han decidido ponerle fin.

    Debido al aumento de la congestión ferroviaria por un aumento de los envíos de petróleo y carbón, el servicio ofrecido por Cold Train y BNSF Railway atravesaba problemas desde el pasado otoño. En el mes de abril, BNSF Railway anunció a sus clientes que había una reducción del servicio refrigerado intermodal entre Washington y Chicago, pasado de dos trenes por día a uno.

    La reducción de trenes ha provocado que durante estos meses pasados el tiempo de tránsito ferroviario se haya duplicado de tres días a casi seis, lo que ha aumentado los costos y ha obligado a los clientes a buscar vías alternativas para enviar sus productos, recurriendo en la mayoría de los casos a camiones refrigerados.

    Cold Train inició su actividad de servicio refrigerado intermodal en 2010 y había aumentado notablemente su presencia entre los cargadores perecederos en el noroeste del Pacífico, enviando unos 100 contenedores de productos perecederos al mes en sus inicios y llegando a mover hasta 700 contenedores en 2013.

    La decisión de BNSF Railways de reducir la frecuencia de trenes ha hecho que Cold Train pierda el 70% de su negocio en apenas unos meses. Por ello, según han destacado representantes de la empresa, todos los esfuerzos por sacar el servicio adelante han sido infructuosos.

    Moeller-Maersk aumenta su beneficio neto un 113,3% en 2014

    Unide abre un supermercado en Canarias

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.