19 - 07 - 2018

    La empresa de transporte Amorós y Riquelme adquiere 50 nuevos camiones

    Iveco TRAKKER

    La empresa de transporte Amorós y Riquelme adquiere 50 nuevos camiones para el transporte de hormigón. Este grupo de transporte de áridos y de hormigón consolida así su título como mayor flotista de España en este área.

    La marca escogida es Iveco y el modelo Trakker. Los ingenieros de este tipo de vehículo han buscado crear un camión que pueda soportar tanto los kilómetros como las condiciones a las que se someten estas máquinas. Puede soportar pesos que van desde las 18 hasta las 72 toneladas.

    Entre las especificaciones técnicas de los camiones, destaca su motor. Es el modelo Iveco Cursor Euro VI C de 8,7 litros, capaz de desarrollar una potencia de 400 CV. esto proporcionará fluidez aún en las situaciones de carga máxima.

    También es digno de mencionar el sistema de antipolución que utiliza. Para poder adaptarse a la normativa en materia de contaminación emplea un sistema llamado Hi-SCR que evita el uso del polémico y en ocasiones problemático EGR.

    Aunque no son los primeros camiones hormigonera y semirremolques basculantes de la marca  Iveco que adquiere el grupo empresarial, sí es destacable el número alcanzado de una sola vez. El encargado de suministrar los vehículos ha sido el concesionario Iveco de Alicante “Algar Motor”.

    MAN firma un acuerdo con Solera para digitalizar el servicio posventa

    Leroy Merlin ultima su centro logístico de Meco