28 - 07 - 2017

    General Motors suspende operaciones en Venezuela

    La automotriz estadounidense General Motors ha suspendido sus operaciones en Venezuela después de que el gobierno del país haya confiscado su planta de Valencia. La compañía indemnizará a los trabajadores afectados.

    La planta que General Motors tenía en Venezuela fue confiscada por las autoridades venezolanas de forma inesperada, impidiendo con ello la actividad normal de fabricación, llegándose a retirar de forma ilegal varios vehículos de las instalaciones.

    La producción automotriz está atravesando por grandes problemas en Venezuela. La crisis que afecta al país ha dado lugar a la escasez de materias primas, lo que está haciendo que muchas plantas apenas puedan desarrollar su actividad.

    La incautación de General Motors ha causado un daño irreparable a la empresa estadounidense, que ha decidido abandonar el país. El cierre afectará a un total de 2.278 trabajadores, a los que la automotriz indemnizará por su despido.

    La empresa no atraviesa un buen momento en América Latina. De hecho, General Motors ha tenido que suspender empleos en Brasil para ajustar la producción.

    Europcar propone 1.000 millones de euros por la compra de Goldcar

    Ader traslada sus instalaciones en Barcelona