20 - 11 - 2017

    Opel colabora con Repsol y Citylift para promover el Autogas

    GLP combustible

    Opel ha firmado un acuerdo de colaboración con Repsol y Citylift con el objetivo de fomentar el uso de Autogas (GLP para automoción).

    En la firma del acuerdo participaron Cayetano Pérez Ortiz, director general de Citylift, y Joaquín Garrote Villar, director territorial de GLP de Repsol de Cataluña y Baleares.

    En el marco de este acuerdo, Opel también se ha comprometido a entregar 16 vehículos Opel Adam GLP a Citylift, de los que ocho han sido recibidos por la compañía de ascensores en el mismo acto de firma del acuerdo. El resto serán entregados por el fabricante de automóviles antes de final de año.

    Opel equipa la tecnología GLP desde fábrica e instala el depósito de GLP bajo del suelo del maletero, por lo que no afecta a su capacidad. Estos nuevos vehículos, más limpios y económicos, serán utilizados por Citylift en su flota de servicios de Gerona, donde la compañía tiene sus oficinas centrales, y otro será destinado a su delegación en Canarias, para posteriormente implantarse en todo el territorio nacional.

    Con su apuesta por el Autogas, la compañía Citylift se convierte en la primera compañía de ascensores de España que dota su flota de automóviles con vehículos propulsados con este carburante alternativo.

    El Autogas o GLP para automoción es el carburante alternativo más utilizado del mundo, con más de 21 millones de usuarios. En Europa lo usan 10 millones de vehículos y en España son más de 34.000.

    Los automóviles que utilizan Autogas presentan ventajas económicas y medioambientales. Desde el punto de vista económico, el GLP para automoción representa un ahorro de hasta el 40% respecto a los carburantes convencionales.

    Desde un punto de vista medio ambiental, contribuye a la mejora de la calidad del aire urbano, por sus bajas emisiones de partículas y óxidos de nitrógeno (NOx) y ayuda a minimizar el efecto invernadero por sus reducidas emisiones de CO2.

    Otra particularidad de este carburante alternativo es que se puede utilizar en vehículos “bifuel”, es decir, se puede utilizar indistintamente gasolina y Autogas, al estar equipados con dos depósitos, uno para cada tipo de carburante, con lo que prácticamente doblan la autonomía.

    Estas ventajas lo sitúan entre los carburantes alternativos más apoyados por las administraciones, como la bonificación en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) o las ayudas públicas de los planes PIVE 6 y PIMA Aire.

    De hecho, Castilla y León registrará en 2015 alrededor de 7.500 vehículos impulsados con AutoGas.

    Indra participará en el concurso ‘Drones For Good’

    Ryder System se encargará del cross dock de Chrysler en México

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.