22 - 11 - 2017

    ONU señala compromiso mundial con objetivos de Desarrollo Sostenible en 2016

    ONU-mujeres

    La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha señalado el compromiso asumido por líderes de todo el mundo en septiembre de 2015 para implementar una agenda de acción que incluye 17 objetivos de Desarrollo Sostenible y 169 metas para erradicar la pobreza, combatir las desigualdades, la erradicación de condiciones de inequidad entre mujeres y hombres en todos los aspectos de sus vidas y promover la prosperidad para 2030.

    De hecho, la igualdad de género es uno de los propósitos que el mundo se fijó con la Agenda 2030 y el tema del Día Internacional de la Mujer de 2016, “Por un Planeta 50-50 en 2030: Demos el paso para la igualdad de género”, busca recordar el compromiso de género asumido por los países del mundo en el marco de las Naciones Unidas en 2015.

    La desigualdad en el mundo laboral es sin duda una de las situaciones más susceptibles y más necesarias de mejorar, ya que determina el desarrollo sostenible tanto de los proyectos de vida individuales de las mujeres como de las economías alrededor del mundo.

    En la actualidad, aproximadamente el 75% de los hombres hace parte de la fuerza laboral mundial, mientras esta cifra asciende sólo al 50% en el caso de las mujeres. Así lo señala el informe “Las Mujeres del Mundo 2015”, el último informe enfocado en las mujeres de la ONU, que analiza datos pertenecientes a la mayoría de países del mundo y presenta el comportamiento de género global durante los últimos 20 años.

    En general, las mujeres siguen teniendo condiciones de trabajo menos favorables que las de los hombres en términos de salario, diversidad de ocupaciones y posiciones gerenciales dentro de las empresas.

    La investigación de la ONU muestra tendencias de desigualdad, como una mayor tasa de desempleo entre mujeres que entre hombres en la mayoría de países del mundo y la continuación de la brecha salarial de género, que hace que hoy las mujeres del mundo ganen entre el 70% y el 90% de lo que ganan los hombres en todos los sectores y las ocupaciones.

    Por otro lado, la segregación de ocupaciones, que puede afectar negativamente la flexibilidad de la fuerza laboral y la economía en general, continúa representando daños para las mujeres, ya que hace que ellas experimenten mayores restricciones para desempeñarse en ciertos trabajos y ocupar ciertos cargos.

    Muestra de ello es que las mujeres predominen notoriamente en el sector de los servicios en cuatro regiones del mundo (incluida Latinoamérica y el Caribe) frente a los hombres, que la concentración de mujeres en ciertas líneas de trabajo sea mayor tanto en naciones desarrolladas como en países en desarrollo y que sigue siendo menos probable que las mujeres ocupen cargos de gerencia en la mayoría de países.

    A nivel regional, aunque Latinoamérica y el Caribe han presentado durante los últimos 20 años una disminución de la brecha de género en la participación laboral, según cifras del informe de la ONU, la desigualdad entre mujeres y hombres en la zona sigue siendo marcada.

    En referencia al impulso de la mujer a nivel laboral, Confectionary Holding, grupo agroalimentario alicantino, ha colaborado recientemente con la Fundación Adecco para la integración laboral de mujeres en riesgo de exclusión social dentro de su programa de Responsabilidad Social Corporativa.

    Telefónica sitúa a España como el país mejor conectado de Europa

    Legálitas demanda a Volkswagen por el fraude de emisión de gases

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.