19 - 11 - 2017

    Las estufas de pellets, un beneficio para el hogar y el planeta

    estufas_de_pellets

    Las estufas de pellets son un sistema de calefacción que funciona con un combustible que proviene 100% de la naturaleza (biomasa) como es el pellet.

    Por ello antes de saber que es y cómo funciona una estufa de pellet sería bueno conocer en consiste el pellet. El pellet son pequeños cilindros hechos de madera residual, serrines y virutas prensados sin ningún tipo de aditivo. Están disponibles a la venta de forma empaquetada por lo que es fácil de transportar. A la hora de ver la comparación con otro tipo de combustible, 2kg de pellet equivalen  a 1 litro de gasoil. Si tenemos en cuenta el precio de cada combustible, el ahorro económico puede llegar hasta el 50% del gasto equivalente.

    Es importante que se almacenen los pellet en un lugar donde no haya mucha humedad para que no se hinchen ni pierdan propiedades.

    Tras conocer en que consiste este tipo de combustible podemos hablar del funcionamiento de las estufas de pellet. Es totalmente automático, con programador de horario y termostato ambiente. En función de cómo sea la estufa se necesitará cargar con más o menos frecuencia los pellets.

    Las estufas de pellet en concreto se utilizan para calentar una estancia del hogar y funcionan como complemento perfecto del sistema de calefacción que impere en la vivienda. Es un tipo de calefacción muy propio para aquellos hogares que precisen ser calentados de forma rápida y que no suponga mucho gasto.

    La instalación es muy sencilla, lo único que es necesario es tener una salida de humos, siempre y cuando sea para consumos pequeños; viviendas unifamiliares, oficinas pequeñas etc.

    En cuanto al mantenimiento que requieren las estufas de pellets, será preciso limpiarles las cenizas acumuladas una vez por semana con la ayuda de un aspirador. Una vez al año se efectuara una limpieza completa para eliminar las cenizas que se hayan quedado en algunos conductos del equipo.

    Este tipo de estufas llevan implícitas muchas ventajas, no solo medioambientales, si no también a nivel de económico y de calidad del producto:

    1. Al ser un combustible de biomasa se reducen significativamente la emisiones de Co2.
    2. El potencial calorífico que tienen los pellets es muy grande pueden llegar a los 4,9 kWh/kg .
    3. El ahorro económico que se obtiene con los pellets es considerable, por  su bajo precio frente a otros combustibles como el gasóleo, el propano, butano y la electricidad.
    4. El pellet es un tipo de combustión que cada vez más está en alza en España, por lo que es un buen momento para tenerlo en cuenta.
    5. Al utilizarse residuos de otras actividades se favorece a la canalización de excedentes agrícolas, se fomenta la limpieza de montes y se pueden evitar incendios al recoger residuos de podas y limpiezas.

    Más información o para solicitar un presupuesto de estufas de pellets.

    Ikea adquiere dos parcelas en Alcorcón por 9,75 millones

    Los beneficios de Danone descendieron un 37,4% hasta julio

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.