25 - 09 - 2017

    Limpieza de comunidades en Madrid: las 6 zonas clave para una tarea eficaz

    Limpieza-de-comunidades-en-Madrid-las-6-zonas-clave-para-una-tarea-eficaz

    La limpieza de comunidades en Madrid es una labor clave para el beneficio, salud y comodidad de los propietarios y residentes. Por esta razón, las labores de mantenimiento y limpieza se deben realizar con profesionalidad y dedicación para que el resultado sea el mejor posible. Se recomienda contratar empresas especializadas como Serlimp, una empresa de limpieza establecida en Madrid con más de 30 años de experiencia en el sector.

    Recopilamos los seis lugares claves en la comunidad para que sea eficaz la tarea de aseo.

    1. Portal, pasillos y rellanos

    Zonas de mucho tránsito, por lo que necesitan un mantenimiento diario, especialmente si viven más de 10 personas en la comunidad. Los expertos recomiendan realizar las labores de limpieza fuera de las horas punta, para ser más eficientes y evitar molestias a los vecinos.

    Aconsejan hacer la limpieza de cristales, ventanas y focos por lo menos una vez al mes. Además, algunos materiales necesitan cuidados específicos. Por ejemplo, los suelos de mármol necesitan ser abrillantados al menos una vez al año para que conserven su brillo natural.

    1. Escaleras

    Es una labor que debe ser diaria, pues son zonas con mucho tránsito en las que se acumula polvo y suciedad. Es fundamental tener en cuenta la seguridad de los vecinos como de los profesionales que realicen las labores de mantenimiento. Los expertos recomiendan señalizar siempre las zonas húmedas y restringir el paso mientras se secan.

    Según el material de las escaleras se requieren diversos cuidados. Por ejemplo, si son escaleras de madera necesitan una limpieza diaria para que no de una apariencia envejecida, pasando un paño seco con el objetivo de quitar la suciedad y el polvo y utilizando ceras especiales y lustradores. Si son escaleras de granito se deben limpiar con un cepillo suave para mantenerlas en buen estado. Si son escaleras alfombradas, es preciso un aspirado diario.

    1. Ascensores

    Son un lugar clave para tener una comunidad limpia. Los espejos interiores deben limpiarse habitualmente eliminando manchas o huellas en los cristales. Los expertos recomiendan utilizar productos adecuados para limpiar el acero inoxidable de las puertas. Además, advierten que la limpieza debe ser rigurosa, tanto en los carriles de las puertas como en los fosos.

    1. Garaje

    Es una zona que acumula la suciedad que traen los coches de la calle, por lo cual tienen que limpiarse cada cuatro meses con máquinas fregadoras y productos desengrasantes. Sin embargo, como medida de mantenimiento se deben barrer con cepillos especiales al menos un vez a la semana. Es fundamental realizar labores de control de plagas, tanto desinsectación y desratización una vez al año.

    1. Terraza comunitaria y patio de luces

    Los expertos indican que lo importante es que no haya objetos y residuos que obstruyan los desagües que se encuentran en ellas. Si bien no son zonas muy transitadas, es importante que las tareas de limpieza y la revisión de los desagües sean exhaustivas para evitar humedades o eventuales inundaciones.

    1. Mantenimiento Piscina y Jardines

    Este tipo de zonas de recreo al aire libre requieren trabajo profesional y mantenimiento durante todas las épocas del año para que no parezcan en abandono y que estén listas para el buen tiempo.

    Para las labores de aseo, se requiere maquinaria especializada como limpia fondos o cortacésped. Además, si la comunidad tiene baños públicos en las zonas comunes, deben limpiarse al menos una vez a la semana si el uso es ocasional, o con mayor frecuencia en caso de mayor utilización.

     

    Seguros de hogar: siete razones por las que contratarlos

    Las “millennial” y la moda: nuevos hábitos de consumo