15 - 08 - 2018

    ¿Cómo puede un seguro de comercio ayudar a tu negocio?

    seguro de comercio

    De la misma forma que contratamos un seguro de hogar para proteger nuestra vivienda y bienes de valor que tenemos en ella, también es importante tener un buen seguro de comercio que sirva de respaldo para nuestro negocio frente la mayor parte de contingencias. Sin embargo, no todos los comercios son iguales. ¿Qué riesgos pueden tener en común un restaurante y una oficina? Por supuesto, no necesitan las mismas prestaciones, aunque hay muchas que, aunque no lo parezca, las pueden compartir.

    Lo ideal es que nuestro seguro de comercio sea un producto flexible y a medida de cada negocio con la opción de contratar exclusivamente aquellas coberturas que sean necesarias para su actividad, como es el caso de Mutua Negocio, un nuevo servicio de la aseguradora Mutua de Propietarios.

    El seguro de comercio debe proteger el continente (elementos constructivos e instalaciones fijas) y/o contenido del local (mobiliario general, maquinaria, equipos electrónicos y existencias) frente a las principales eventualidades. Es importante que las coberturas de la póliza incluyan el incendio, el robo o la expoliación, los actos vandálicos, los daños climatológicos, la rotura de cristales, los daños por agua, daños eléctricos, daños a equipos electrónicos y la rotura de maquinaria. Dependiendo del tipo de comercio también puede ser interesante ampliar con otras coberturas más específicas como los daños a alimentos refrigerados o congelados, o la reposición de documentos.

    Otro punto a tener en cuenta cuando queremos contratar un seguro de comercio es que ofrezca una amplia cobertura de responsabilidad civil, como la de explotación (que cubre los posibles daños y perjuicios a terceros en el ejercicio de la actividad dentro del establecimiento); patronal (que correspondería al asegurado si se produjesen daños físicos por parte de sus asalariados en el ejercicio de las tareas propias del negocio, debidas a un accidente laboral); y también la responsabilidad civil de productos suministrados o servicios prestados, como el suministro de alimentos o bebidas en un restaurante, bar o cafetería.

    Resulta una buena opción invertir en un seguro de comercio, que considere la actividad, la ubicación, las medidas de protección y que proteja de los posibles imprevistos, velando por la estabilidad de nuestro negocio.

    ¿Qué es la acuicultura?

    Retail Forum 2018 cuenta ya con más de 800 profesionales inscritos