22 - 05 - 2018

    ¿Acudir a una marisquería o pedir marisco a domicilio?

    Acudir a una marisqueria en Madrid

    Hasta hace algún tiempo, acudir a una marisquería en Madrid, Zaragoza, Segovia o zonas de interior era una de las pocas formas de las que disponían los habitantes del interior de la península para disfrutar de un buen plato de pescado o marisco fresco sin necesidad de desplazarse a la costa. Ahora, el mundo de la distribución en la alimentación ha cambiado y ya se pueden disfrutar de productos del mar de la máxima calidad sin necesidad de salir de casa.

    Acudir a una marisquería o pedir marisco a domicilio no difieren en calidad, solo en el tipo de servicio. Y es que los consumidores cuentan ahora con diferentes opciones para degustar platos del mar elaborados con productos frescos, cocidos y congelados. Las distribuidoras de pescados y mariscos utilizan hoy en días las técnicas más avanzadas y controles exhaustivos para asegurar que el producto llegue a la capital y otras partes de España en perfectas condiciones.

    Así, aquellos que optan por visitar una marisquería valoran disfrutar de la comodidad de ser atendidos sin necesidad de encargarse de la preparación y elaboración de los platos, de disfrutar de su sabor y de lo que implica la experiencia de comer fuera. Sin embargo, son cada vez más los que optan por recibir productos del mar en su domicilio, bien para cocinarlos ellos mismos a su gusto o bien platos ya preparados. De esta forma no tienen la necesidad de desplazarse a otro lugar para disfrutar de un pescado o una mariscada.

    De hecho, hay empresas como Dagustín que ofrecen varios servicios, ya que cuentan con una tienda de pescados y mariscos y una marisquería en Madrid, además de ofrecer la opción de envío de productos del mar gourmet (incluyendo platos preparados) a domicilio. “Es cierto que hay clientes más asiduos a acudir a la marisquería mientras que otros prefieren preparar sus platos ellos mismos, comprando el producto en la tienda física u online; sin embargo, muchos nos comentan que han hecho uso de las dos opciones, ya que dependiendo del momento les es más cómoda una u otra y saben que la calidad es la misma” explican desde Dagustín.

    Y es que las áreas de la restauración y delivery dan la posibilidad de poder llegar a diferentes tipos de consumidores, pero también compartirlos, lo que a su vez favorece positivamente al sector de la distribución.

    El mercado español de las reformas de viviendas continúa creciendo

    La Unión Europea legisla sobre los empastes de mercurio