18 - 10 - 2018

    Ferrovial puja por una nueva autopista en Texas

    ferrovial
    Ferrovial 
    puja por la construcción y posterior explotación de una autopista de peaje flexible en Texas, un trazado de la circunvalación de la ciudad de Houston, un proyecto estimado en unos 980 millones de euros, según informó el Departamento de Transportes de Texas.

    En caso de lograr el contrato, el grupo que preside Rafael del Pino reforzaría la destacada presencia con que cuenta en este Estado, donde ya tiene dos vías en explotación, otras dos en construcción y en diciembre prevé iniciar la puja por otra más.

    Así, la inversión en estas nuevas vías texanas se sumaría a la de unos 5.000 millones de dólares (unos 3.900 millones de euros) que Ferrovial asegura haber ejecutado ya en Texas.

    Además, forma parte de la quincena de proyectos de autopistas en concesión de Norteamérica, valorados en un total de unos 12.300 millones de euros, que actualmente analiza la compañía, según anunciaron sus directivos recientemente.

    Por el momento, Ferrovial lidera uno de los tres consorcios a los que el Departamento de Transportes de Texas ha invitado a presentar oferta por el contrato de construcción y posterior gestión de tres segmentos de la SH-99 Grand Parkway.

    Se trata de los tres tramos Este de la circunvalación metropolitana de unos 190 kilómetros de longitud de la ciudad de Houston.

    La autopista forma parte del programa de vías ‘managed lanes’ (carriles express o de ‘peaje flexible’) de Texas, con el que este Estado busca garantizar la fluidez del tráfico de sus carreteras y evitar congestiones.

    Este sistema de peaje dinámico, además de ser electrónico y no requerir barreras, permite ajustar al alza o a la baja el precio del peaje de la vía en función de volumen de tráfico que registra la autopista.

    Ferrovial compite por esta nueva vía a través de un consorcio con su constructora local Webber y una firma californiana, frente a la alianza de la local Fluor y la estadounidense Balfour Beatty, y la asociación de la también texana Zarchy con la brasileña Odebrecht.

    La compañía controlada por la familia Del Pino es invitada a entrar en liza por esta autopista justo un mes después de inaugurar su segunda autopista en Texas, la North Tarrant Express, vía que une Dallas y Fort Worth, que también forma parte del programa de peaje flexible y que supuso una inversión de unos 1.500 millones de euros.

    Con la puesta en servicio de esta vía, Ferrovial cuenta actualmente con cuatro autopistas en explotación en Estados Unidos, y una más en Canadá, la 407 ETR, considerada como la mayor concesión de infraestructuras del mundo

    Movistar renueva acuerdo de patrocinio con la RFEF

    Honda CR-V es elegido Coche del Año de 2015

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.