20 - 11 - 2017

    Equipo de Iveco gana el Dakar 2016

    Iveco-equipo-Rooy-Dakar

    El equipo con el que Iveco ha competido en el Dakar 2016 se ha alzado con el triunfo tras trece etapas en las que Iveco ha aportado cinco camiones, tres Powerstar y dos Trakker, dos equipos el Petronas De Rooy Ivceo y La Gloriosa De Rooy Iveco y cinco pilotos: Gerard de Rooy, Aleš Loprais y Federico Villagra, con los Powerstar, y Ton van Genugten y Pep Vila con los Trakker.

    El Iveco de Gerard de Rooy se alzó con la victoria en tres etapas, 4 (Jujuy-Jujuy), 8 (Salta-Belén) y 9 (Belén-Belén), lo que permitió al piloto holandés alcanzar los 30 triunfos en tramos cronometrados hasta convertirse en el tercer piloto en la categoría de camiones con más etapas ganadas en la historia de esta competición y el 7º entre las cuatro categorías del Dakar.

    De Rooy también superó a su padre Jan, ganador de la edición 1987 del entonces París-Dakar. Gerard suma dos triunfos del rally, al igual que Iveco, y se sitúa en lo más alto de la competición mundial en camiones.

    Días antes de la largada en Buenos Aires, de Rooy ya comentaba que “lo importante será ir tranquilos la primera semana y esperar a las dunas, atacaremos en la segunda. Me gustan más los caminos de arena y navegación que los similares a los de WRC, en los que las diferencias serán escasas”.

    Moisés (Moi) Torrallardona, copiloto de De Rooy en el Iveco Powerstar 501, que se estrenaba en el puesto y fue clave para conseguir la victoria, lo explicaba así al final de la carrera: “Hemos empezado muy progresivamente, desde cero. Sabíamos que el verdadero Dakar iba a empezar después de la jornada de descanso”.

    Torrallardona añadía que “las primeras etapas nos hemos mantenido siempre en los puestos de cabeza, pero sin arriesgar, ya que sabíamos que sólo se podrían ganar pocos minutos, arriesgando mucho y no se marcarían diferencias. Estábamos allí, pero no ganando etapas. Tras el paso de Bolivia y de nuevo en Salta, las tres etapas siguientes marcarían la diferencia. Atacamos, nos salió bien, el Iveco respondió y fue donde ganamos el tiempo que nos ha permitido después respirar hasta la llegada a Rosario”.

    La clave para Gerard de Rooy estuvo inmediatamente después de la jornada de descanso, en Salta. Las etapas 8, 9 y 10 eran las que más asustaban a las tripulaciones por su dificultad de navegación en dunas y mares de arena. Allí fue donde Gerard de Rooy, su navegador Moi Torrallardona y su mecánico Darek Rodewald, supieron llevar de forma magistral su Iveco Powerstar para colocarse en cabeza en solo otros dos días y estirar su diferencia a más de una hora y cuarto respecto a sus rivales.

    Torrallardona se convirtió con este triunfo en el primer español en la historia que gana el Dakar en la categoría de camiones, además de ser el único que español que ganó este año el Dakar.

    A pesar del abandono prematuro de Aleš Loprais, los equipos Iveco tuvieron el apoyo imprescindible de dos fuertes pilares, Ton van Genugten y Pep Vila. Los pilotos de los Trakker 516 y 518 supieron estar en todo momento a disposición de los Powerstar.

    Van Genugten cerró el Dakar en el Top 5 y Pep Vila en el Top 10, colocando cuatro vehículos entre los primeros diez de la carrera y situando a Iveco como la mejor marca de camiones en la edición 2016. El grupo energético Total volvió a ser patrocinador del Dakar y operador logístico del Dakar en la edición de 2016.

    Telefónica conectará la industria ganadera al IoT con Cattle-Watch

    Abertis se hace con el 100% de una autopista chilena

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.