21 - 11 - 2017

    ¿Por qué son importantes las válvulas de impulsión en las bombas de membrana?

    bombas de membrana

     

    Las válvulas de impulsión son unos dispositivos que permiten abrir o cerrar el paso de un fluido por un conducto y se encuentran integradas en las bombas de membrana, permitiendo aislar el conducto de inyección de estas.

    A pesar de que actualmente prácticamente todas las bombas tienen un regulador de presión del aire para regular el caudal, es muy importante que las bombas de membrana cuenten con una válvula de impulsión ya que, cuando estas se cierran, se descarga la tubería de inyección y se libra un volumen de fluido definido. De esta manera, la presión de la bomba de membrana se estabiliza y el caudal es cero. Así, se asegura el equilibrio de las presiones en el conducto de impulsión de las bombas para las distintas fases de inyección.

    Los expertos de la empresa Fluideco aseguran que las bombas de membrana siempre deben arrancarse con la válvula de impulsión abierta, ya que en el caso de que le arranquemos con la válvula cerrada, al no haber caudal, no habrá refrigeración y la energía que el motor entrega se convertirá en calor. Si la bomba es de flujo radial conviene arrancarla con la válvula de impulsión parcialmente abierta y, de forma progresiva, ir abriéndola de forma total hasta conseguir el punto de operación correcto. Sin embargo, si las bombas son de flujo axial, se debe arrancar con la válvula de impulsión abierta totalmente e ir cerrándola hasta obtener las condiciones deseadas.

    Las válvulas de impulsión, para que funcionen de forma adecuada en las bombas de membrana, deben estar compuestas de cinco partes fundamentales: la cabeza distribuidora, un émbolo distribuidor, un racor impulsor, la válvula de impulsión y la corredera de regulación.

    Clínica dental en Madrid centro ofrece soluciones a la gingivitis

    Telefónica implementa el Big Data en el Museo Reina Sofía