19 - 11 - 2017

    Crecen las solicitudes de seguro de impago de alquiler en España

    seguro de impago de alquiler

    Durante el último año han crecido notablemente las solicitudes para contratar un seguro de impago de alquiler, según datos recogidos por la Asociación para el Alquiler y el Fomento de la Vivienda. De hecho, se trata de uno de los seguros donde se presenta una mayor demanda con respecto al pasado año.

    Concretamente, el sector de los seguros de impago de alquiler creció un 25% en el año 2016, y se prevé que la tendencia continúe en el año en curso, con previsiones de crecimiento del 20%, según estimaciones de la Asociación para el Fomento del Alquiler.

    Son muchos los casos que suceden a diario en los que los propietarios ven cómo sus inquilinos dejan de pagar el alquiler e incluso cometen actos vandálicos en sus propiedades. Es por eso que cada vez más arrendadores están optando por adquirir un seguro de impago de alquiler que pueda asumir las rentas que no sean abonadas, así como hacerse cargo de los desperfectos que se ocasionen en el inmueble.

    Otra de las principales razones por las que está aumentando la contratación de este tipo de seguros es la mayor rapidez a la hora de alquilar un inmueble. Al tener contratado un seguro de impago de alquiler, los arrendatarios no tienen que cumplir tantos requisitos económicos para poder acceder al arrendamiento, por lo que los propietarios consiguen alquilar las propiedades en un menor tiempo. Esto supone un importante ahorro, más si se trata de grandes parques de viviendas, donde la rentabilidad se ha visto aumentada en más de un 12%.

    Los seguros de impago del alquiler aseguran el cobro de la renta desde el segundo mes del impago, con una inversión ajustada, de a partir del 2,8% de la renta anual. De hecho, según el Observatorio del Seguro de Alquiler (OESA), el 17% de los propietarios de pisos en alquiler prefiere contratar un seguro de impago de alquiler a solicitar un aval, ya que éstos garantizan el cobro de hasta 18 meses de renta.

    Por otro lado, al cubrir la defensa jurídica del propietario, éstos se ven en una situación de mayor protección para recuperar el inmueble en caso de impago.

    OESA destaca que los seguros de impago de alquiler permiten reducir la morosidad en un 85% y ofrecen garantías al propietario en caso de que  el inquilino tenga dificultades para asumir el pago de la renta.

    Más de dos tercios de los españoles se muda por motivos profesionales

    HRS analiza las políticas de cancelaciones de los hoteles