13 - 12 - 2017

    La UE reformará las reglas comunitarias sobre agricultura y etiquetado de productos ecológicos

    agencias de traduccion

    Los veintiocho países miembros de la Unión Europea (UE) han llegado a un acuerdo para reformar el conjunto de leyes comunitarias que actualmente regulan la agricultura y etiquetado de los productos ecológicos.

    Desde hace algún tiempo los productos ecológicos están adquiriendo cierta popularidad entre los consumidores. Y es que cada vez nos preocupa más entender todo lo relacionado con el alimento que estamos adquiriendo, desde su origen, producción, hasta su composición, tanto a nivel nacional como de los productos alimenticios importados. De hecho, actualmente las agencias de traducción están comenzando a incorporar en sus especialidades la traducción agroalimentaria. Es por ello que los estados miembros de la UE están buscando ofrecer mayores garantías a la hora de consumir este tipo de productos.

    Si la información alimentaria obligatoria de cualquier producto debe facilitarse, forzosamente, en una lengua que comprendan fácilmente los consumidores de los Estados donde se comercializa el alimento -por norma general, el idioma oficial-, en el caso de los productos ecológicos este aspecto cobra una importancia mayor, si cabe.

    Esta renovación de las normas tiene varios objetivos, como fomentar la producción ecológica basada en el desarrollo sostenible, así como asegurar una competencia justa entre los profesionales del sector y también animar a los consumidores a apostar por este tipo de productos aumentando su confianza.

    Ahora, con la reciente aprobación por parte de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, y a la espera de la confirmación por parte del Consejo de Ministros y el Pleno del Parlamento Europeo, el 1 de enero de 2021 entrarán en vigor nuevas normas aplicables a los productos ecológicos.

    Para empezar, las importaciones de productos ecológicos en la UE tendrán que cumplir las mismas normas que hay vigentes para los países miembros. Ya no bastará con las reglas de equivalencia “similares” que existen actualmente para la exportación de productos a los países comunitarios; con esta reforma tendrán que ser exactamente las mismas.

    También habrá un mayor control en cuanto al uso de pesticidas no autorizados, con el objetivo de evitar la contaminación. Si se considera que los agricultores no han aplicado medidas para prevenir la contaminación o se ha usado un pesticida, fertilizante o plaguicida que no ha sido autorizado no se otorgará o incluso se podrá perder la etiqueta de producto ecológico.

    De igual modo, aquellos países miembros de la UE que en la actualidad aplican umbrales para las sustancias no autorizadas en productos de alimentación ecológicos solo podrán continuar aplicándolos siempre y cuando permitan que accedan a sus mercados los alimentos ecológicos procedentes de otros países que cumplan con la normativa europea.

    Además, a partir de esta reforma, se harán periódicamente (anualmente o bianualmente si no se tienen evidencias de fraude durante los últimos tres años) controles en la cadena de suministros, en el lugar de producción y a todos los operadores.

    En cuanto a los cambios enfocados a potenciar la agricultura ecológica y el consumo de este tipo de productos, se permitirán las granjas mixtas (de alimentos ecológicos y no ecológicos) separando ambas actividades, se incrementará el suministro de semillas y animales ecológicos y también se les dará más facilidades a los pequeños productores para obtener la certificación a través la certificación en grupo.

    Aspectos que un mediador debe considerar al escoger una compañía de seguros

    Implantes dentales y su éxito entre los mayores