17 - 11 - 2017

    Schneider Electric ofrece consejos para hacer viajes más económicos y sostenibles

    viajar

    Schneider Electric ha elaborado una serie de consejos para viajeros que harán los viajes más  prácticos, económicos y, sobre todo, amigables con el ambiente.

    Angélica Castilla, gerente de Marketing de la Zona Andina –Colombia, Ecuador y Venezuela– de Schneider Electric, afirma que “aportar algunos tips para organizar mejor los itinerarios, hacerlos más limpios al reducir la huella de carbono y mejorar el uso de la energía más allá de nuestro hogar, es un punto interesante de partida hacia un viaje que nos conduce hacia un mundo más amable y eficiente”.

    De hecho, con un sector turístico mundial en constante crecimiento y que equivale al 9% del PIB mundial, y ante la eliminación de la Visa Schengen en 26 países de Europa, viajar será, seguramente, uno de los principales objetivos de muchos colombianos el año entrante.

    Por ello, Schneider Electric recomienda, primero y ante todo, aprovechar Internet al máximo ya que, en muchos sentidos, valerse de la tecnología ayuda a reducir costos y la huella de carbono de los viajeros.

    Por ejemplo, a la hora de comprar los billetes aéreos o terrestres, realizar las reservas hoteleras y de restaurantes o comprar billetes para atracciones, sitios turísticos y museos.

    Además, también se sugiere descargar las aplicaciones de la aerolínea, de los sistemas de transporte del destino como trenes y metros, de los hoteles y otros apoyos turísticos. No está de sobra contar con una aplicación que traduzca tanto en texto como en voz al idioma de su destino, para no quedarse mudo cuando necesite guía o ayuda.

    Por otra parte, si la duración del viaje lo justifica, debe llevarse un teléfono móvil con bandas abiertas; es decir, que pueda usar en cualquier parte del mundo, y también debe comprarse una tarjeta SIM con el servicio local. De esta manera el viajero tendrá voz y datos, y podrá comunicarse con mayor facilidad.

    Tampoco hay que dar por sentado que los conectores y el flujo de energía son idénticos que los del país de origen. Es mejor preguntar y evitar sobrecostes, por ejemplo, al verse obligado a comprar un adaptador en el hotel a un precio de boutique y no de ferretería.

    No está de más contar con una batería de repuesto que permita recargar uno o varios equipos mientras se espera o se hace la conexión del vuelo. En muchos aeropuertos es difícil conseguir una toma disponible para cargar cualquier equipo.

    Además, solo en vuelos internacionales se ofrecen gratuitamente los audífonos. En el resto de vuelo los cobrarán, o en el peor, de los casos no los ofrecerán, por lo que es mejor ir preparado con audífonos propios para conectar a los sistemas de entretenimiento del avión.

    También es importante aprovechar los equipos que hacen varias tareas. Por ejemplo, un smartphone avanzado, podrá servir de cámara de video y de fotografía, de solución para conectarse a Internet e interactuar con familiares, amigos y aliados.

    Apagar y desconectar los electrodomésticos y aparatos que no se va a utilizar mientras se está fuera de casa es otra de las recomendaciones. Si la estancia es de más de una semana, por ejemplo, no está de más cerrar el gas y el agua, con el fin de reducir riesgos de daños por exceso de presión o picos en el flujo, que podrían terminar siendo muy caros de reparar.

    Por su parte, cuando esté en el hotel, al salir de la habitación apague luces, radio y televisor, con el fin de reducir el consumo innecesario, no importa si es un hotel de lujo o una sencilla habitación en el camino.

    Por último, resulta innecesario en un viaje a la playa, por ejemplo, tener al mínimo la temperatura de la habitación, esforzando el aire acondicionado a trabajar en exceso. De igual forma, si el destino es una zona de montaña o un país en temporada invernal, no es conveniente subir la temperatura al máximo, cuando esto incluso no solamente aumenta el consumo energético, sino que pone en riesgo nuestra propia salud.

    “Más allá de estas ideas, queremos despertar conciencia y abrir un escenario donde los viajeros podamos intercambiar iniciativas, descubrir posibilidades y encontrar nuevas maneras de mejorar nuestro impacto ambiental”, concluye Angélica Castilla.

    Estos consejos son aplicables en cualquier tipo de viaje, incluidos los viajes de fin de curso, que tienen como objetivo principal disfrutar, conocer nuevos lugares, culturas, compartir entre compañeros, pero por sobre todo, descansar y desconectarse.

    Clientes MyPeugeot podrán cambiar kilometraje por donaciones a Fundación Aladina

    Complementos nutricionales: ayuda a paliar lesiones del día a día

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.