27 - 05 - 2017

    Nueva nave logística en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona)

    Goodman_Can-Margarit-area-logistica

    La localidad de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona) tendrá una nueva nave logística para el próximo verano. El proyecto contempla el desarrollo de un centro industrial de 10.000 m2 para Leventon, desarrollado por Goodman Group, grupo integrado de propiedad, promoción y gestión de propiedades inmobiliarias logísticas.

    El acto de colocación de la primera piedra del proyecto ha estado presidido por Jordi Baiget, conseller de Empresa y Conocimiento de la Generalitat y Maria del Carme Rallo, alcaldesa de Sant Esteve Sesrovires.

    También estuvieron presentes Josep-Ramon Mut i Bosque, Diputat Delegat d´Urbanisme i Habitatge de la Diputació de Barcelona, Sr. Joan Aregio, Secretari d´Empresa i Competitivitat de la Generalitat de Catalunya, Francesc Cuxart, consejero delegado de Leventon e Ignacio García Cuenca, Country Manager de Goodman para España.

    Al centro industrial de 10.000 m2 se le suma un módulo de espacio logístico de 7.000 m2, disponible para alquiler. Las obras de construcción, que han comenzado este mes, estarán terminadas este próximo verano.

    Este nuevo desarrollo será el tercer proyecto de Goodman en el área de Sant Esteve Sesrovires, donde la compañía acaba de inaugurar un centro de distribución de 40.000 m2 para Decathlon, el mayor desarrollo logístico realizado en Barcelona en los últimos seis años. A finales de marzo, Goodman habrá completado su segundo desarrollo en Can Margarit II: una instalación logística de 28.760 m2. Cuando hayan concluido los trabajos de construcción, Goodman habrá desarrollado un total de 85.000 m2 en este polígono, en los últimos dos años.

    El nuevo centro, que contará con un total de 10.000 mpara uso industrial y de 7.000 m2  para uso logístico, estará dotado con sistemas de iluminación a través de LEDs y sensores de movimiento, aprovechamiento de la luz natural y recuperación de aguas pluviales. Goodman tiene previsto conseguir la certificación Breeam Good una vez finalizada la obra.

    La plataforma Can Margarit Logistics Centre se encuentra en una localización privilegiada, beneficiándose de un rápido acceso a la autopista AP-7 y a la autovía A-2 para su conexión con Barcelona. La nueva instalación está situada en un enclave ideal para la distribución a nivel nacional e internacional, por su proximidad a Barcelona, a tan solo 31 kilómetros, desde donde se gestiona una cuarta parte de todo el comercio exterior de España. Inbisa se encargará de la construcción de la nave.

    España se queda fuera de la Alianza por la Carretera

    ADEX ajusta previsiones de crecimiento de Perú en 2017