27 - 06 - 2017

    Retrasos en los pagos afectan a empresas logísticas

    Los retrasos en los pagos por parte de clientes o el establecimiento de condiciones de pago a largo plazo afecta negativamente a las empresas que operan en el sector logístico, haciendo disminuir su competitividad.

    El Informe de Pagos por Sectores 2016 de Intrum Justitia pone de relieve que la morosidad es uno de los principales riesgos para las empresas. Hasta un 43% de las entidades encuestadas consideran los problemas en los pagos como un riesgo de medio a muy grave.

    Las empresas destacan que cobrar a tiempo les permitiría invertir en talento, generando más empleo y aumentando su competitividad. Sin embargo, los retrasos en los pagos están causando que hasta un 35% de las empresas encuestadas se planteen llevar a cabo despidos.

    El retraso en los pagos implica no sólo pérdida de beneficios, sino también restricción de la liquidez.

    En cuanto a las causas que dan lugar a retrasos en los pagos, la más habitual es la dificultad financiera de los deudores, aunque también se registran un alto número de casos de impago intencional y por problemas administrativos.

    La morosidad sigue siendo un gran problema para el sector del transporte, aunque se han experimentado mejoras. De hecho, la morosidad del sector transporte se reduce.

    Comercio electrónico creció en Argentina en 2016

    Innovaciones para la disponibilidad de mercancías en EuroShop 2017