20 - 11 - 2017

    Colombia debe aprovechar oportunidades de 2016 para estabilizar la economía

    colombia-economia

    Expertos señalan que el gobierno y las empresas en Colombia deben aprovechar las oportunidades que surjan en 2016 para estabilizar la economía de la nación.

    Durante 2015, la tendencia a la caída del petróleo no sólo implicó una desaceleración que afectó las inversiones del sector Oil & Gas, sino que además impactó el precio del dólar, la inflación y la economía en general. Ante dicho fenómeno, los sectores público y privado están a tiempo de tomar medidas para amortiguar este golpe y buscar oportunidades que permitan estimular la inversión en Colombia.

    Así lo concluyeron analistas durante un seminario en la materia, organizado por la Cámara de Comercio Colombo Americana –AmCham Colombia– en el que, además, se resaltó la necesidad urgente de una reforma tributaria en el país.

    De acuerdo con Luis Sánchez, gerente senior del Servicio de Impuestos Internacionales en EY, “para este 2016 se espera la propuesta de reforma tributaria estructural, por lo que se requiere transformar el sistema tributario que actualmente es muy difuso y está lleno de retazos en algo más simplificado y consistente, se planea dejar un impuesto único de renta a una tasa entre el 30% y el 35% y posiblemente hacer un incremento del IVA, que es lo que en este momento le daría vía inmediata al Gobierno Nacional de ser aprobado”.

    Por su parte, Camilo Reyes, director ejecutivo de AmCham Colombia, señala que si bien la legislación nacional en términos generales ofrece seguridad jurídica y estabilidad en las reglas fiscales de inversión, es fundamental contar con un sistema tributario que incentive la inversión en proyectos productivos y no sólo centre su atención en fiscalizar los montos que se destinan para su operación.

    Por su parte, David Villalba, gerente de Infraestructura de KPMG, asegura que la tasa de cambio ha reducido el desarrollo de proyectos tras aumentar el costo de la mano de obra, materias primas, maquinaria y créditos de financiación. Es así como se han visto afectados los proyectos de vías 4G, especialmente los de la tercera ola.

    “Para solventar esto, el Estado piensa promover modelos privados gestionados a través de las Asociaciones Público Privadas (APP), de modo que concesiones como la de Zipaquirá–Barbosa y el corredor entre Barbosa y Bucaramanga podrían estructurarse por iniciativa privada, lo que en cierta medida es contraproducente, puesto que la idea es que los inversionistas privados desarrollen estas obras sin recursos públicos”, indicó Villalba.

    Para José Francisco Mafla, socio de Brigard & Urrutia, la difícil coyuntura que golpea la economía mundial tiene a Colombia en la lista roja de las calificadoras internacionales y podría perder el grado de inversión que ganó hace apenas tres o cuatro años.

    “De ser así, al país le costaría más endeudarse, tanto a nivel de costos como de oportunidades, haciendo más cara y escasa la financiación de proyectos de inversión, operaciones o la deuda pública, al tiempo que sería menos atractivo para los inversionistas externos que se rigen por este tipo de estándares”, señaló Mafla.

    Otro giro en el ámbito internacional según señala Luis Sánchez es que por primera vez Colombia acogió la Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras (FATCA), que tiene como propósito evitar la evasión de impuestos de los ciudadanos, residentes y responsables fiscales de Estados Unidos que tengan dinero u otros activos financieros fuera de ese país, a través del intercambio de información con las instituciones financieras a nivel mundial.

    Por otra parte, Colombia tiene un nuevo Estatuto Aduanero que se adapta a las recomendaciones señaladas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Las negociaciones para el nuevo documento han durado cinco años.

    Infraestructura de transportes latinoamericana no es suficiente

    España posee jóvenes emprendedores con mucho potencial infravalorados

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.