18 - 10 - 2018

    Reordenación de barcos en el Puerto de Barcelona

    puerto de Barcelona

    La entrada de barcos es una constante en el puerto de Barcelona. El año pasado fue un periodo de récord para este sector en la Ciudad Condal. A día de hoy, su fondeadero se sitúa en el que más crece de Europa. Un 26% más de actividad y el tráfico de 61 millones de toneladas, avalan este hecho. Ante tal crecimiento, toca tomar medidas y una de ellas será la reordenación de los Ferris y los cruceros.

    La idea es concentrar estos barcos y las terminales en el muelle Adosado, dando de esta manera un uso más eficiente al amarradero.

    Hoy en día, existen ocho terminales destinadas a barcos de pasajeros. La idea es reducir las terminales a siete y permitir el amarre de siete embarcaciones de pasajeros. Se suprimen una terminal y dos barcos, pero se adapta el lugar para que atraquen cruceros de grandes dimensiones. Así se contrarresta esta aparente pérdida. No se renunciará al flujo constante de pasajeros que tocan tierra, que el año pasado llegó a los 2,7 millones de personas.

    ¿Cuando se verá el fruto de este proyecto? Se prevé que entre 2022 y 2023 finalicen los usos de las terminales más cercanas a la ciudad, Maremàgnum y Drassanes. En 2026, terminará la concesión de la terminal norte y las grandes embarcaciones se centrarán en el muelle Adosado. El puerto comenzará entonces los grandes cambios urbanísticos.

    Se recuperan envíos peruanos de productos con valor agregado a México

    Ecuador invita a empresarios mundiales invertir en la refinería de Manabí