Venta de vehículos se ralentiza en Perú