24 - 11 - 2017

    Mercado logístico con buen impulso en 2012

    Según un informe publicado por BNP Paribas Real Estate el mercado logístico en Europa se comportó positivamente durante el ejercicio 2012, pese a la difícil situación económica.

    Este sector español recuperó impulso el año pasado, especialmente en Barcelona y Valencia, aunque la contratación retrocedió un 20% en Madrid. En un contexto de debilidad económica, el mercado se mostró fuerte gracias a la actividad del puerto de Barcelona y al desarrollo de un nuevo modelo de automóvil en la planta de Ford en Valencia. Los usuarios han procurado racionalizar espacio así como reagrupar y relocalizar sus actividades consiguiendo, además, mejores rentas.

    La contratación de naves de más de 5.000 m2 en 2012 descendió casi un 15% en los seis principales países europeos: Francia, Reino Unido, Alemania, Países Bajos, Bélgica y España; un retroceso previsible tras los excelentes resultados del ejercicio anterior, cuando se registró un aumento de 25%, lo cual estableció un récord.

    La absorción retrocedió un 10% en Alemania el pasado año, si bien fue su segundo mejor registro tras el de 2011. En Reino Unido, la superficie contratada se redujo un 11% por la escasez de oferta de calidad, mientras que en Francia, el descenso fue especialmente acusado en el área metropolitana de Paris (-60%) después del mejor registro de la década alcanzado en 2011.

    El mercado logístico de los Países Bajos tuvo un buen comportamiento pese al contexto económico. En Polonia, el mayor mercado logístico del centro y este de Europa, se incrementaron los proyectos ‘llave en mano’.

    El informe resalta que se ha ampliado la brecha de demanda existente entre las naves prime mejor ubicadas y las más alejadas de núcleos urbanos, al persistir el traslado de usuarios a instalaciones de nueva construcción en mejores localizaciones.

    Asimismo el documento señala  que la inversión inmobiliaria en Europa superó las previsiones en 2012, con un montante de 116.000 millones de euros para todo tipo de activos. Aunque ha mejorado la confianza de los inversores, éstos mantienen el foco de atención en los mercados de los países económicamente más fuertes y en los activos seguros, especialmente prime, que son inmuebles de calidad, en buenas localizaciones y con contratos a largo plazo. La escasez de este tipo de producto de bajo riesgo limitó la actividad del mercado de inversión.

    La inversión en activos industriales se incrementó un 13% en 2012, hasta casi alcanzar los 10.000 millones de euros. El crecimiento del comercio electrónico ha estimulado la demanda de grandes naves, por un lado, si bien algunos inversores se han retirado de este segmento inmobiliario para redefinir su estrategia y centrarse en su negocio principal.

    Complejo logístico comercializado en Llobregat

    Sector de paquetería apuesta por reinventarse

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.