19 - 11 - 2017

    Informe refleja poco interés de las empresas en la eficiencia energética

    nforme refleja poco interés de las empresas en la eficiencia energética

    El reciente informe elaborado por la firma de investigación IHS ha puesto de relieve que las empresas no invierten recursos y esfuerzos en mejorar la eficiencia energética, lo que implica para ellas un mayor volumen de costos anuales.

    Desde el informe de IHS se hace hincapié en que las empresas muestran demasiada preocupación por la reducción de costos de fabricación, pero no tienen en cuenta la importancia de la reducción de los costes energéticos.

    Alex Chausovsky, gestor y uno de los analistas principales de IHS, ha destacado que “los individuos que toman decisiones de gastos de capital en la construcción de nuevas instalaciones industriales rara vez o nunca consideran los costos a largo plazo asociados a los proyectos. Los operadores que se apoderan de estos proyectos una vez concluidos a menudo se enfrentan a facturas de energía mucho mayores de lo que hubieran hecho si se hubiera especificado un equipamiento más eficiente durante la fase de construcción del proyecto”.

    La industria es actualmente el mayor consumidor de energía. Desde 2006 este sector ha sido el responsable del 42% del consumo de energía a nivel mundial. En los últimos años, gobiernos de todo el mundo están adoptando medidas que obligarán a las empresas a adoptar cambios en su política energética buscando una mayor eficiencia.

    Como medida para conseguir una mayor eficiencia en la producción el IHS propone la adopción de equipos de alta eficiencia que, aunque más caros, ofrecen opciones de pago flexibles.

    Domingo Cabeza: “El tiempo es el recurso más caro que existe”

    Ateia-Oltra pone en marcha el curso ‘Actualización mercancías peligrosas’

    Un comentario

    1. Ahorro de energía Zaragoza
      18 abril, 2014

      Pues resulta curiosa esa contradicción, cuando desde alguna patronal destacan que la energía es ya el tercer coste más importante en las empresas españolas. Y que cuando en diciembre de 2013 los precios de la energía eléctrica se dispararon en el mercado diario eléctrico (donde compran energía también las grandes empresas de gran consumo energético) algunas de ellas tuvieron que paralizar su producción por el sobrecoste que les suponía. La eficiencia energética y el ahorro de energía requieren, a día de hoy, inversiones, pero estas son de muy rápida amortización.

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.