18 - 11 - 2017

    Pérdida desconocida en comercios españoles registra índice más bajo desde 2010

    productos-perdidas-mercancias

    La pérdida desconocida en los comercios españoles se sitúa en el índice más bajo desde 2010, según el Barómetro Mundial del Hurto en la Distribución. Entre 2001 y 2007, el hurto descendió pasando de un 1,47% sobre el total de ventas al 1,28%. El inicio de la crisis económica mundial supuso un repunte de la pérdida desconocida alcanzando el nivel más elevado en 2011 (1,40%).

    La recuperación económica de los últimos ejercicios, combinada con la optimización de soluciones para prevenir la pérdida desconocida, ha provocado una mejora entre 2012 y 2014.

    A la hora de combatir la pérdida desconocida con medidas de prevención, España invierte el 1,37% sobre el total de las ventas del sector minorista, por encima del 1,07% de la media europea.

    El 67% de los minoristas combaten el hurto con cámaras de videovigilancia. Otras soluciones comunes de prevención de pérdidas son el control de alarmas (56%), los vigilantes de seguridad (50%) y las soluciones logísticas (50%).

    Para proteger artículos, un 78% de las tiendas usan antenas y etiquetas antihurto, mientras que un 28% utilizan cajas de policarbonato y arañas que envuelven el producto. También son comunes las estrategias avanzadas para el control de inventario como, por ejemplo, los dispositivos de cable (un 22%) y las herramientas de análisis de los datos recopilados por las antenas antihurto (un 22%).

    Por otro lado, un 11% de los minoristas españoles ya ha incorporado la identificación por radiofrecuencia (RFID) en sus procesos. La importancia de tener un inventario preciso para evitar situaciones de desabastecimiento se refleja en que un 76% de los participantes en el Barómetro realizaron recuentos mensuales de su inventario.

    David Pérez del Pino, director general de Checkpoint Systems en España y Portugal, “con los datos del Barómetro Mundial del Hurto en la mano, podemos decir con orgullo que los comercios españoles están en la vanguardia europea de la prevención contra el hurto. La profundización en la precisión de inventario con RFID, la protección en origen y el análisis de datos para conocer lo que pasa en las tiendas determinará el éxito de las políticas empresariales para vender más, perder menos y ofrecer una experiencia de compra excelente al consumidor final”.

    España es el sexto país del mundo donde más se hurta, según el Barómetro Mundial del Hurto en la Distribución, que recoge datos exclusivos de España aportados por las cadenas de comercio minorista.

    SCT apoya crecimiento de infraestructuras para incrementar productividad

    Flexibilidad, velocidad, integración y precio son los retos del sector logístico

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.