18 - 12 - 2017

    El e-commerce en España supera los 12.000 millones de euros

    e-commerce

    El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha presentado el Estudio sobre Comercio Electrónico B2C 2012, realizado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI). El acto ha estado presidido por el secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Víctor Calvo-Sotelo, acompañado por el director general de Red.es, César Miralles, y el director general de la Asociación Española de la Economía Digital (ADIGITAL), José Luis Zimmermann.

    Los datos del informe revelan que el comercio electrónico B2C sigue en expansión y alcanza, en 2012, los 12.383 millones de euros, lo que representa un incremento del 13,4% en relación al año anterior. Esta subida, aunque menor que la experimentada en 2011 (19,8%), es especialmente relevante si se tiene en cuenta el contexto socioeconómico de crisis en el que se produce.

    La principal causa del crecimiento del e-commerce es el aumento del número de internautas compradores. En 2012, la proporción de usuarios de Internet que realizan compras online se incrementó un 15% y se sitúa en 15,2 millones. En menor medida, también contribuye a la expansión del Comercio Electrónico el crecimiento continuado de población internauta que, con 27,2 millones de personas, representa el 69,9% de la población española mayor de 15 años, lo que supone 3,6 puntos porcentuales más que en 2011.

    El perfil del comprador internauta se asemeja al de la población internauta en general. Predominan los compradores de 25 a 49 años y residentes en hábitats urbanos de más de 100.000 habitantes. Por su parte, quienes realizaron su primera compra por Internet, en 2012, son, sobre todo, hombres que residen en poblaciones de 10.000 a 50.000 habitantes; y se aprecia un uso intensivo en edades más jóvenes por un lado (15 a 24 años), pero también, más adultas (más de 65).

    El hogar sigue siendo el lugar preferido para realizar las compras online (93,5%) seguido del puesto de trabajo (13,5%). Igualmente, crece el número de personas que compra al menos una vez al mes y alcanza el 16,8% frente al 13,3% de 2011.

    Por primera vez, los sitios web que venden principalmente por Internet se sitúan como principal canal de compra (48,7%) y son las que más crecen en el porcentaje de internautas compradores (7,8 puntos porcentuales). Le siguen las webs del fabricante (44,4%) y las empresas que combinan tienda física y virtual (36,1%).

    En cuanto a las redes sociales, el 65,9% de los compradores se declara usuario y aunque la mayoría (74,3%) no las utiliza en el proceso de compra, el 33% reconoce ser seguidor de la marca en Social Media, lo que supone un incremento de 24 puntos porcentuales frente al 9% que lo hacía en 2011.

    Las tarjetas de crédito y débito continúan siendo la forma de pago preferida a la hora de hacer la compra (62,9%), aunque su uso desciende un 3,3% en relación a 2011. Sin embargo, aumenta en este mismo porcentaje la utilización de plataformas de pago exclusivamente electrónico empleadas en el 14,9% de las transacciones. Entre las modalidades de pago menos utilizadas figuran la domiciliación bancaria (1,3%), la transferencia bancaria (4,7%) y la tarjeta prepago (7,2%).

    Los productos que siguen liderando el negocio online son los del sector turismo, billetes de transporte (47,2%) y reservas de alojamiento (41,9%), seguidos de la compra de entradas a espectáculos (32,9%) y la adquisición de ropa, complementos y artículos deportivos (26,1%).

    El estudio revela un ligero descenso del 1,4% en el gasto medio por internauta comprador, que pasa de los 828€ de 2011 a 816€ en 2012. Sin embargo, se aprecian diferencias entre antiguos y nuevos compradores, mientras que los primeros reducen el gasto, los segundos lo incrementan. Además, crece el gasto medio en ropa, complementos y artículos deportivos; libros, revistas y periódicos; juguetes, juegos de mesa y juegos; electrodomésticos, hogar y jardín; joyería y relojes y, por último, juegos de azar, concursos, apuestas y loterías.

    Recientemente, una encuesta realizada a 2.000 españoles y publicada por Freelancer, portal de subcontratación online, reflejó un aumento del 66% en las inscripciones durante los últimos seis meses. Este espectacular crecimiento se ha producido como consecuencia de que las empresas españolas están encaminándose hacia el e-commerce.

    Campofrío, Pepsico y Grupo IFA se incorporan a AECOC

    Tenerife quiere mejorar la conectividad marítima con África

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.