16 - 12 - 2017

    Aumentan vínculos comerciales China – EE.UU.

    Aumentan vínculos comerciales China – EEUU

    China es una de las grandes potencias económicas a  nivel mundial. A pesar de sus condiciones políticas, el país ha ido liberalizando su economía progresivamente hasta convertirse en uno de los actores más importantes del mercado actual. La entrada del país en la Organización Mundial del Comercio en 2001 supuso una expansión aún mayor de su economía gracias a las alianzas con otros países.

    Durante los tres últimos decenios las relaciones económicas entre China y Estados Unidos han ido aumentando gradualmente, especialmente tras la entrada de China en la OMC. Entre 1981 y 2012, el comercio entre China y Estados Unidos aumentó de 5 mil millones de dólares hasta los 536 mil millones de dólares. Se espera que para final de 2013 el comercio entre ambos países haya aumentado hasta los 558 mil millones de dólares.

    En la actualidad China es el segundo socio de los EEUU en materia de comercio, su tercer mayor mercado de exportación y su principal fuente de importaciones. Atendiendo a las exportaciones estadounidenses a China y a las ventas de las empresas estadounidenses que tienen inversiones en China, se estima que este país aporta a la economía estadounidense unos 300 mil millones de dólares anuales.

    Muchas de las empresas estadounidenses consideran la participación en el mercado chino como un aspecto fundamental para poder mantener su competitividad a nivel mundial. Es el caso de General Motors, que a raíz de sus importantes inversiones en el país, consiguió vender más coches en China entre 2010 y 2012 de los que vendió en EEUU.

    Uno de los puntos fuertes de la economía china es su alto nivel de exportaciones a todos los países del mundo. Las importaciones de productos a bajo coste procedentes desde China, benefician tanto a empresarios como a consumidores estadounidenses, a los primeros porque les permite reducir costos en la fabricación y a los segundos porque el producto final les resulta más barato.

    En el aspecto público, China es el principal inversor en bonos del Tesoro de EEUU, la elevada cantidad de compra de deuda pública estadounidense (1,3 trillones de dólares hasta octubre de 2013) por parte de China, permite a los EEUU mantener bajas las tasas de interés.

    A pesar de la creciente liberalización de la economía china, la transición hasta una economía de libre mercado no termina de consolidarse, aspecto que genera tensiones entre ambos países y que hace que la relación económica se vuelva cada vez más compleja.

    Mobile World Congress promete “Crear lo siguiente”

    Abierto el plazo para los Premios CEL 2014

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.