11 - 12 - 2016

    2016 podría registrar el mínimo de nuevas construcciones en 20 años

    astilleros-construccion

    Todo parece indicar que en 2016 se alcanzará el menor número de contratos de nuevas construcciones de los últimos 20 años debido a los bajos niveles de fletes en todos los sectores del mercado de transporte marítimo, que también están afectando a los astilleros.

    Tras el descenso de la demanda de construcción naval entre 2010 y 2012, ésta tuvo una recuperación en 2013 y se esperaba que se equilibrara en los años siguientes. La realidad es que en 2014 y 2015 hubo un ligero bajón en CGT, pero medidos en CGT se mantuvieron elevados. Sin embargo, el nivel de contratación en 2016 ha alcanzado un mínimo histórico.

    Para el analista jefe de BIMCO, Peter Sand, “tras los altos niveles de contratación que se dieron en 2013, era previsible que la demanda a astilleros pudiera sufrir una crisis. Esto ha ocurrido en el primer trimestre de 2016, en el que el nivel de contratación en CGT ha sido el segundo menor en 20 años. Por otra parte, un bajo nivel de contratación es justamente lo que necesita el sector naviero para restablecer el equilibrio entre la oferta y la demanda”.

    Los astilleros europeos fueron los únicos que aumentaron sus contrataciones en los primeros ocho meses de 2016: 2,5 millones de CGT, con un aumento del 45% respecto del año anterior.

    En cambio, los astilleros japoneses y coreanos sufrieron en ambos casos descensos del 87% y en China se firmaron contratos por un 49% menos de CGT que en el ejercicio anterior.

    Los segmentos de los buques tanque y portacontenedores son los principales causantes de esta disminución de nuevos contratos en 2016, tanto en porcentaje como en CGT. En los primeros ocho meses de 2015 sumaron el 68% del total de CGT contratados. Este año, sus encargos se han reducido en un 80% y un 84%, respectivamente.

    Por otra parte, la disminución de los contratos y un continuado excedente de capacidad de los astilleros está reduciendo significativamente la llamada “carga de trabajo”, que es el tiempo en que se tarda en entregar los encargos en cartera o, dicho de otro modo, el tiempo para el que se tiene trabajo asegurado.

    En este aspecto, los astilleros coreanos son los que más están sufriendo, ya que terminan sus encargos en menos de dos años, lo que reduce su carga de trabajo. Para Sand, “existe una tendencia a la baja de la carga de trabajo en los astilleros de Japón, China y Corea del Sur y con unos niveles tan bajos de contratos de nueva construcción, la situación será más grave el año próximo”.

    En cambio, los europeos siguen una tendencia positiva en su carga de trabajo por el aumento de las CGT contratadas y es ahora de unos 5,3 años en promedio. Sin embargo, Europa sólo es responsable de 9,3% de la cartera de pedidos mundial. Los encargos que captan los astilleros europeos son principalmente ferries, remolcadores y buques de crucero.

    En cambio, el 68% de la cartera de pedidos de China y el 58% de la de Japón son de portacontenedores, graneleros y offshore, sectores en los existen más posibilidades de que se produzcan aplazamientos y cancelaciones con el consiguiente problema añadido para la liquidez de los astilleros.

    ¡Comparte!

    • Facebook
    • Twitter
    • Google Plus
    • LinkedIn
    • Email

    Instituto Tajamar lanza título FP online en Transporte y Logística

    Provincia de San Luis (Argentina) ayuda a pymes a exportar