22 - 11 - 2017

    Fraude en las pruebas de drogas a conductores

    Fraude en las pruebas de drogas a conductores

    En Pittsburgh (Pensilvania) se ha iniciado proceso por parte del gran jurado federal para evaluar la posible responsabilidad criminal de una persona acusada de defraudar a las compañías de transporte en relación con los resultados de pruebas de drogas efectuadas a sus conductores.

    Elizabeth Pope, técnico de Eastgate Testing Laboratory, ha sido acusada de fraude postal por tratar de estafar supuestamente a varios conductores profesionales del área de Pittsburgh y a las empresas que los emplean.

    La acusación alega que entre 2008 y 2012 Pope utilizó una firma de un médico que había trabajado en Eastgate, pero que ya no formaba parte de la compañía desde 2005, para acreditar los resultados de los test realizados a los conductores.

    Las pruebas de drogas y alcohol ganan cada vez más importancia dentro del sector del transporte en Estados Unidos. Recientemente, la FMCSA (Administración Federal de Seguridad de Autotransportes) ha propuesto la creación de un registro que recoja los antecedentes de los conductores profesionales en cuanto a drogas y alcohol, de forma que las empresas puedan consultarlo antes de llevar a cabo una contratación.

    De todos modos, las drogas y el alcohol no son el único motivo por el que los conductores pueden perder su licencia de transporte industrial. La Federal Motor Carrier Safety Administration (FMCSA) ordenó a principios de febrero al conductor Ricky L. Hatfield y a su empresa, Hatfield Trucking, que abandonasen la industria del transporte por carretera debido a lo que la FMCSA describió como una conducta peligrosa al volante.

    Diego Soto gana el Primer Premio CEL Empresa 2014

    El comercio mundial aumentará un 4,7% en 2014

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.