03 - 12 - 2016

    Izaro WMS lanza herramienta para gestionar almacenes

    izaro-wms

    Izaro WMS ha lanzado la herramienta orientada a la gestión física de los almacenes, que controla las unidades dejando la gestión económica del almacén en el ERP.

    Esta herramienta aporta gran autonomía y personalización, independientemente del ERP que soporte la información y permite la integración de los datos con interfaces en tiempo real con gestión de cliente y el intercambio de ficheros bidireccional en formato estándar XML.

    Además se puede integrar con periféricos logísticos (miniloads, robots, carruseles, sistemas de pesado, sistemas volumétricos, etc) y con nuevas tecnologías (pick by light y RFID).

    Izaro WMS cuenta con un mapa gráfico interactivo, en el que se puede ver en tiempo real qué hay en el almacén y dónde está, simplemente seleccionando cada módulo de estanterías. De la misma forma, la herramienta muestra el espacio disponible con estadísticas del momento en el que se especifican los niveles de ocupación del almacén y de las tareas de los operarios.

    Izaro WMS también cuenta con un gestor de tareas en tiempo real y un sistema asistido de tareas pendientes, y permite identificar los materiales, las ubicaciones y expediciones a través de códigos de barra.

    La herramienta permite contar con una doble codificación: la de la mercancía y la de las ubicaciones. Gracias a esta forma de gestionar la mercancía se puede realizar un cotejo y etiquetado de la recepción de compras.

    La solución Izaro WMS realiza todos los procesos de forma guiada para evitar errores. Por ejemplo la gestión guiada en el proceso de Desubicación y Reposición de picking para preparaciones de pedidos, el proceso guiado en el lanzamiento de la preparación de pedidos, seleccionando los pedidos para preparar, las propuestas de desubicación con criterios de ruptura y cálculo de ubicaciones para desubicar.

    Como algo novedoso también ofrece la posibilidad de gestionar la carga del camión, cotejando la carga del camión sobre hojas de ruta o sobre albaranes, lectura de los códigos de bultos en la carga y aviso si falta alguno o si se mezclan.

    Con esta solución toda la mercancía queda identificada y codificada, se reducen los costes al optimizar el espacio del almacén, se evitan obsoletos y caducos por gestión de trazabilidad, se aumenta la productividad de las personas así como se reduce el tiempo de preparación de los pedidos.

    También se reducen significativamente los errores en envíos de mercancía y los costes por menores devoluciones.

    El trabajo de los operarios de almacén queda registrado facilitando establecer sistemas de retribución vinculados a la actividad, se puede reducir el stock al llevar las existencias en real, varios almacenes pueden controlarse centralizadamente y se puede utilizar el almacén propio para otras empresas.

    ¡Comparte!

    • Facebook
    • Twitter
    • Google Plus
    • LinkedIn
    • Email

    Uruguay confía en el potencial de la hidrovía Paraguay-Paraná

    México ya ha adjudicado el 21% de la inversión en AICM