15 - 12 - 2017

    Club de Excelencia en Gestión explica mandamientos de la empresa excelente

    empresa-excelente

    El Club de Excelencia en Gestión ha lanzado el listado con los ocho principios básicos que debe cumplir toda empresa que desee ser excelente. Estos “mandamientos” forman parte del ‘Modelo EFQM de Excelencia’.

    La organización determina que una empresa excelente tiene identificadas sus fortalezas y debilidades. Además, este tipo de entidades mantienen una forma única de plantearse la organización, integran iniciativas, eliminan duplicidades y  disponen de una estructura básica para el sistema de gestión.

    “Todas las organizaciones de cualquier tamaño y sector pueden compararse con los atributos, cualidades y logros de las organizaciones sostenibles, desarrollar una cultura de excelencia, dar coherencia a su estilo de gestión, acceder a buenas prácticas, impulsar la innovación y mejorar sus resultados”, afirman desde el Club.

    El primer principio que señala el Club es “Añadirás valor para los clientes”, que consiste en que  las empresas deben sumen valor para los clientes comprendiendo, anticipando y satisfaciendo necesidades.

    El segundo consiste en “Crearás un futuro sostenible”, que busca remarcar la importancia de reducir el impacto en el medio ambiente e incrementar su propio rendimiento.

    El tercero, “Desarrollarás la capacidad de la organización”, aconseja que las empresas sepan gestionar el cambio eficaz dentro y fuera de ellas; mientras que el cuarto “Aprovecharás la creatividad y la innovación” no requiere de mayor explicación.

    Por su parte, el quinto, “Liderarás con visión, inspiración e integridad” señala la necesidad de tener un líder que actúe como referencia. El listado de principios termina con “Gestionar con agilidad”, “Alcanzar el éxito mediante el talento de las personas” y “Mantener en el tiempo resultados sobresalientes”.

    La necesidad de alcanzar la excelencia no se da únicamente en las empresas, sino también entre los directivos. De hecho, en una investigación con más de 200 directivos se determinó que hay dos características comunes de los buenos directivos: En los primeros tres-seis meses, ponen tres o cuatro objetivos claros que se desea lograr y, además, son los que mueven toda la red de relaciones con los trabajadores para que le ayuden a conseguir sus objetivos, según explicó Jaume Llopis, profesor de dirección estratégica de IESE Business School durante el XV Foro Nacional del Transporte Aecoc.

    Santander City Lab desarrolla modelos de innovación tecnológica aplicados al transporte

    Omnichannel surge como evolución del multicanal en ecommerce

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.