24 - 11 - 2017

    Jason Miller da consejos de soporte web para las tiendas online

    seguridad-online-ecommerce

    Jason Miller, jefe de Estrategia de Comercio de Akamai, proporciona consejos informáticos para que las tiendas online puedan soportar sin incidentes el periodo de compras navideñas y al lanzamiento de nuevos productos con ventas relámpago.

    Las rebajas representan un 25-35% de los ingresos de muchos retailers y, por lo tanto, preparar sus sitios web para soportar dichos picos de tráfico puede influir bastante en los ingresos.

    La capacidad que tiene un sitio web de ofrecer una excelente experiencia al cliente puede depender de tres áreas clave: la infraestructura, el código de la aplicación y la configuración de la CDN.

    Miller asegura que ahora es el momento ideal para realizar un test de carga del umbral de pico con el objetivo de determinar cuántos usuarios o cuánta carga de tráfico puede aguantar el sitio web antes de no poder dar respuesta.

    Lo primero para aquellos que realizan pruebas sobre el entorno de producción es asegurarse de estar coordinado con los equipos de TI, centro de datos y CDN antes y durante las pruebas para evitar cualquier interrupción del tráfico generado por los clientes.

    Sin una coordinación adecuada, podría provocar una Denegación de Servicio Distribuida (DDoS) en su propio sitio web.

    Cuando se realizan las pruebas en el sitio, se deberían hacer con patrones que usuarios reales emplearían para acceder al sitio, ya sean procedentes de las analíticas para crear el flujo por el sitio desde la navegación por los productos, añadir al carro y el pago, o aplicar analíticas para definir las regiones más comunes y velocidad de conexión que los usuarios experimentan para conseguir una evaluación exacta.

    A la hora de calcular la carga de tráfico esperada para el sitio web, hay que tomar en consideración los picos de tráfico de años anteriores, las futuras campañas de marketing y añadir un 10-20% más para cubrir los patrones de tráfico inesperados.

    La monitorización y resultados posteriores ayudarán a entender si la arquitectura del sitio web está bien dimensionada para la carga esperada. Además, la monitorización del hardware puede destapar problemas con el uso de la CPU, del disco y de la memoria así como con la conectividad entre servidores de bases de datos.

    También hay que monitorizar cada punto de fallo que pueda causar graves problemas de rendimiento como los routers, cortafuegos y servicios proxy internos. Se puede utilizar la monitorización de la aplicación para encontrar largas solicitudes de ejecución, sobreuso de procesos y cuántas llamadas por minuto puede manejar la aplicación.

    La configuración de la CDN es clave para descargar tráfico de la infraestructura de origen al borde de Internet. La configuración de los tiempos y objetos de la caché pueden permitir descargar hasta un 100% de los activos estáticos y reduce drásticamente la carga de la infraestructura.

    La aceleración dinámica del sitio y la compresión de imagen adaptiva puede utilizarse para optimizar el contenido que cambia rápidamente, como la personalización, y alinear la compresión de imagen para ayudar a optimizar la experiencia multidispositivo.

    También hay que verificar que los proveedores pueden manejar la carga adicional. Si los proveedores de prueba o de personalización no pueden seguir el ritmo de las solicitudes de los consumidores existe el riesgo de que se muestren páginas vacías o con contenido incompleto.

    Además, algunas etiquetas de terceros pueden ralentizar el sitio o bloquear toda la página si las etiquetas no están implementadas correctamente. Las soluciones de gestión de etiquetas pueden ayudar a monitorizar estos problemas, así como a inhabilitar etiquetas que tienen un comportamiento pobre sin tener que realizar cambios a nivel del código en el sitio web.

    Además de incrementar el tráfico de consumidores, la temporada navideña genera un importante incremento del tráfico de ataques. El año pasado durante el Black Friday, la Plataforma Inteligente de Akamai observó un incremento de 2,5 veces el número de ataques en comparación con los cuatro viernes anteriores. Asimismo, se ha generado un incremento en el número de ataques DDoS para extorsionar bitcoin.

    Por lo tanto, cuando se prueba un sitio web, es importante asegurarse de que se dispone de un robusto cortafuegos de aplicaciones web basado en la nube y de una plataforma de mitigación de ataques DDoS.

    El 65% de las tiendas online registran un nivel de incidencias del 3%, según el informe ‘El mercado del eCommerce en 2014’. Además, el 68% de los eCommerce consiguen un grado de satisfacción medio-alto en sus procesos de compra, según se desprende del informe Tendencias en Logística eCommerce 2014/2015.

    China diversifica la producción de menor valor en otros países

    Industria 4.0 tendrá consecuencias para el perfil del comprador actual

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.