14 - 12 - 2017

    UPS sustituirá el 12% del carburante por combustibles renovables para 2017

    UPS-camion-combustible

    UPS pretende sustituir más del 12% de la compra de combustible de diésel convencional y gasolina por combustibles alternativos para finales de 2017.

    Para lograr el objetivo, la compañía de transporte urgente ha firmado varios acuerdos para abastecerse de más de 173 millones de litros de combustibles renovables durante los próximos tres años. Esta cifra supone un incremento del 15% respecto a los contratos previos, lo que convierte a UPS se convierte en uno de los mayores usuarios de diésel renovable del mundo.

    Neste, Renewable Energy Group (REG) y Solazyme son las tres compañías que proporcionarán diésel renovable a UPS para favorecer la transición de la compañía los próximos tres años.

    UPS había anunciado previamente su objetivo de conducir a lo largo de 1.600 millones de kilómetros mediante vehículos tecnológicamente avanzados y con combustibles alternativos para finales de 2017. “Combustibles alternativos avanzados como el diésel renovable son una parte importante de nuestra estrategia para reducir las emisiones de carbono de nuestra flota”, ha afirmado Mark Wallace, vicepresidente senior de ingeniería global y sostenibilidad de UPS.

    “Hasta la fecha, hemos utilizado más de once millones de litros de diésel renovable, con resultados positivos. El diésel renovable tiene un enorme impacto en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Supone hasta un 90% menos de emisiones frente al diésel de petróleo convencional. El diésel renovable también funciona de manera óptima en ambientes fríos, no tiene limitaciones de mezclas y puede ser surtido fácilmente en la cadena de combustible, sin tener que modificar nuestros camiones diésel existentes ni el equipamiento”, comenta Wallace.

    El diésel renovable es un combustible basado en un hidrocarburo avanzado, que es completamente intercambiable con el petróleo diésel. Además, ofrece un mayor rendimiento y beneficios de manera muy similar a los lubricantes sintéticos que se utilizan en los coches, en lugar de lubricantes basados en petróleo.

    “UPS considera estos acuerdos especialmente importantes porque ayudan a estimular la demanda de invertir en tecnologías de refinería y piensos sostenibles, necesarios para producir combustibles renovables con un coste total comparable a los de petróleo que emiten más emisiones de carbono”, ha indicado Wallace.

    UPS lleva más de un año utilizando combustibles renovables en los camiones que operan en Texas y Luisiana. Los nuevos acuerdos trazan el camino para expandir su uso a lo largo de los Estados Unidos y potencialmente también en algunas zonas de Europa.

    Neste, que tiene sus oficinas centrales en Espoo (Finlandia), es el mayor productor mundial de diésel renovable. Neste produce el diésel renovable NEXBTL a partir de una variedad de piensos, de los cuales, más de la mitad proviene de residuos sólidos.

    Por su parte, REG produce hidrocarbono diésel renovable a partir de residuos de aceites vegetales y grasas animales en su refinería de Gesimar, en Luisiana, así como en nueve bio-refinerías biodiesel ubicadas en Estados Unidos. Además, Solazyme produce un combustible mezcla de microalgas y otros piensos renovables desde San Francisco.

    El compromiso con el medio ambiente de UPS es tal que está probando un sistema de entrega y recogida de envíos a través de bicicletas eléctricas en la ciudad de Basilea (Suiza).

    70% de TPVs de Caja Rural de Teruel ofrecen tecnología contactless

    Kameleonik y CTCR trabajan en innovación sostenible para crear calzado reciclado

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.