El fabricante de vehículos japonés Honda y la compañía china de comercio electrónico Alibaba se han aliado para ofrecer la creación de servicios para coches conectados, según señala el diario económico japonés Nikkei.