La compañía española de energía Iberdrola está trabajando en su complejo hidroeléctrico del norte de Portugal. De hecho, la empresa ya ha concluido el 35% de las obras que realiza en el Támega.