La compañía fabricante de automóviles eléctricos Tesla ha instalado unos supercargadores para coches eléctricos en la provincia de Sevilla (España). El objetivo de la marca es crear una red de electrolineras, es decir, estaciones de servicio para recargar los vehículos a batería.