La compañía española Correos ha estrenado 200 nuevas motocicletas eléctricas para su flota de vehículos de reparto en España. Los vehículos han sido comprados a la empresa Silence (Scutum), con una inversión de 778.000 euros, según informa el operador público.