La compañía aeronáutica fabricante de aviones Airbus y la aerolínea Emirates están negociando otro pedido del modelo A380, es decir, los superjumbos que ayudarán a mantener la demanda a partir de 2019.