25 - 11 - 2017

    Fusiones son positivas para el sector empresarial

    gonzalez-byass-joint-venture-emperador-acuerdo

    Josu Ibarzábal, socio de la asesoría legal y tributaria Cialt, ha afirmado que son positivos para el sector empresarial de la logística y el transporte los posibles procesos de reestructuración y fusión de las compañías en tiempos de crisis.

    Desde su punto de vista, las alianzas son comunes cuando se realiza un contrato de distribución, de agencia o de franquicia. Además, ha remarcado que este tipo de pactos no alteran la estructura accionarial de la empresa ni su dimensión, por lo que es una unión más débil que un proceso de integración, pese a que alguna de las empresas pueda establecer ciertas normas.

    Respecto a los procesos de integración, Ibarzábal lo tiene claro: “Renovarse para no morir es lo que viene siendo un proceso de integración empresarial”. Este tipo de uniones puede resolverse con una joint venture, cuyo principal riesgo es el fracaso en sociedades con responsabilidad 50-50 por falta de acuerdo, una sociedad conjunta que limita las responsabilidades de los socios a una actividad económica auxiliar distinta de la que desarrollan las empresas participantes, o una sociedad limitada, la figura más usada.

    El socio de Cialt también ha hecho hincapié en los posibles tipos de fusión y segregación entre empresas. Por ejemplo, las sociedades que sufren un proceso de fusión por absorción no invierten recursos y, al mismo tiempo, ganan tamaño. También explica que si se produce una escisión entre empresas, puede ser parcial o total, cuyo resultado es la creación de dos sociedades completamente nuevas.

    Por último, Ibarzábal indica ciertos aspectos a tener en cuenta a la hora de realizar una integración o fusión entre empresas: limitaciones legales (sobre todo en cuanto al traspaso de licencias), cuestiones administrativas como los recursos humanos, aspectos económico-financieros y aspectos legales, donde señala la importancia de la Due Diligence.

    Estas declaraciones han sido ofrecidas en la ‘Jornada sobre aspectos fiscales, jurídicos y administrativos en el transporte internacional’, celebrada recientemente en la Comisión Europea de Madrid.

    Finalmente ha afirmado que  la deslocalización de las empresas dedicadas al transporte por carretera es una posible fórmula para solucionar los problemas derivados de la crisis, por lo que debería ser un referente para las sociedades que atraviesan momentos complicados.

    SFL adquiere 7 portacontenedores

    Metro Madrid aprovecha el frenado de trenes para cargar coches eléctricos

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.