11 - 12 - 2017

    Puerto Barcelona prefiere como combustible el gas natural para los buques

    Buque a gas natural

    El puerto de Barcelona (España) prefiere como combustible el gas natural para los buques que atracan en sus instalaciones. De hecho, el Parlamento de Cataluña ha aprobado una norma que crea un impuesto sobre las emisiones de NOx durante la estancia de los buques en puerto para reducir el impacto ambiental del transporte marítimo.

    Por ejemplo, un buque de 120.000 GT que esté propulsado con gas natural tendrá que pagar una tasa de 144 euros por cada estancia que realice en el enclave barcelonés, mientras que uno de iguales características, pero que utilice gasóleo tendrá que abonar 1.031 euros por escala.

    En realidad, supone un ahorro del 86% en el uso del gas frente al gasoil, como revela un reciente estudio de la consultora de ingeniería naval Cotenaval hecho público por Gasnam. El uso de gas natural en el transporte marítimo significa una reducción de un 86% en las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) frente al gasoil.

    Además, el uso del gas natural en el transporte marítimo también contribuye a la reducción de los costes de mantenimiento y operación de las embarcaciones que utilizan este combustible, según indica Gasnam.

    Por otro lado, el puerto de Barcelona ha registrado un 57% de contrataciones online para el transporte marítimo, lo que indica que los usuarios digitales utilizan el enclave como punto de salida de sus mercancías hacia los diferentes mercados exteriores.

    Cunard construye un nuevo crucero en Fincantieri

    Transporte marítimo de perecederos en contenedor aumentará un 85% en 2021