26 - 09 - 2018

    Mitad de transportistas europeos reciben inspecciones sobre los tiempos de conducción

    Mitad de transportistas europeos reciben inspecciones sobre los tiempos de conducción

    Más de la mitad de los transportistas europeos han recibido inspecciones sobre los tiempos de conducción durante el pasado 2017. En concreto, el 52% de las empresas de transporte europeas han tenido alguna investigación para comprobar el cumplimiento de las horas en carretera, así como los períodos de descanso.

    A su vez, el 43% de las compañías europeas han registrado entre una y cinco inspecciones en carretera. Los datos revelan que el garantizar la correcta ejecución de la normativa supone para las empresas una sobrecarga administrativa, según afirma un estudio de TomTom Telematics.

    Es más, el 41% de las compañías europeas ha anulado entre uno y diez trabajos por no conocer las horas de conducción restantes de sus empleados. Sin embargo, más del 60% de los encuestados administra los kilómetros recorridos del tacógrafo mediante la descarga remota, lo cual es una modalidad sencilla y rápida, mientras que otras empresas prefieren la descarga manual, lo que significa que los camiones deben de estar aparcados para su captura.

    Por otro lado, la mitad de los operadores europeos monitoriza el kilometraje para revisar el gasto de combustible, mientras que un 38% de las empresas invierten para formar a sus conductores en el uso adecuado del gasoil. Las soluciones dependen de los operadores, por ejemplo un 42% prefiere formar a los trabajadores para fomentar la conducción segura y un 33% monitoriza la forma de conducir.

    Otra posibilidad es utilizar ‘Where’s My Trailer?’, una solución desarrollada conjuntamente por Sigfox y Stela, filial francesa de la petrolera TOTAL, que monitoriza las flotas de camiones en tiempo real. La herramienta crea mapas y cuadros de mando que suministran información sobre todo el proceso del transporte.

    Asia precisará de unos 240.000 pilotos de avión en 20 años

    Primafrío confía en SNCF para transportar productos perecederos