Aeropuertos europeos recortan sus emisiones contaminantes de CO2