20 - 11 - 2017

    Portugal flexibiliza su normativa de transporte

    Para dar un respiro a los conductores españoles que circulen por sus vías por motivos de trabajo sin la debida autorización, Portugal ha decidido que, cuando los agentes de la Guardia Nacional Republicana detecten a un conductor en situación irregular, le abrirán un plazo de diez días para que los responsables de su empresas actualicen y reúnan todos los requisitos para formalizar los permisos.

    La normativa portuguesa obliga desde el 2008 a los trabajadores o autónomos españoles que circulen por carreteras lusas con coche de empresa o un vehículo ligero alquilado para fines comerciales, a llevar una guía de circulación que sirve de autorización de la Dirección de Aduanas.

    Según han denunciado empresarios, con la crisis las autoridades portuguesas han intensificado los controles en las carreteras para recaudar y sancionar con multas de entre 380 y 550 euros a aquellos que no llevan este documento, que solo puede ser expedido en Portugal. Esto ha provocado grandes quejas de los empresarios españoles, ya que ponía a sus trabajadores en una difícil situación. Los agentes portugueses procedían a la inmovilización de los vehículos hasta que no se hicieran efectivas las multas.

    Con el cambio de postura del Gobierno luso, promovida desde la Cámara de Comercio de Tui, se pretende flexibilizar, normalizar y facilitar las conexiones históricas entre las dos riberas del río Miño. Los empresarios pueden tramitar la guía en la Aduana de Portugal, en Viana do Castelo o Braga o, a través de la propia Cámara de Tui, que asumió su tramitación este año para apoyar a sus asociados y que hasta el momento ha conseguido más de un centenar de certificaciones.

     

    Los carburantes se abaratan más de un 1%, llegando a los 1,398 euros

    El billete de autobús interurbano sube un 30% por el encarecimiento del combustible

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.