20 - 11 - 2017

    Aena realiza trabajos de verificación en vuelo para aeropuertos de Omán

    aeropuerto-salalah-oman

    Aena ha llevado a cabo los trabajos de verificación en vuelo para el aeropuerto de Muscate y el de Salalah, ambos en Omán. La verificación de los procedimientos de navegación es necesaria para comprobar el correcto funcionamiento de los sistemas de radioayuda y, de este modo, garantizar un uso seguro del espacio aéreo.

    El año 2012 supuso el inicio de las actividades internacionales de la Unidad de Verificación en Vuelo, dependiente de Aena Aeropuertos Internacional y que ha sido posible gracias a la excelencia de los trabajos de calibración realizados desde su creación en 2008, con más de 4.400 horas de vuelo hasta la fecha.

    La Unidad de Verificación en Vuelo de Aena Internacional acaba de completar una importante misión en el Sultanato de Omán. Si bien no es la primera vez que dicha unidad opera fuera de España (ya desde 2012 viene prestando diferentes servicios en Marruecos), se trata de la misión más larga y ambiciosa en el extranjero.

    El avión laboratorio Beechcraft King Air 350 de Aena Internacional ha tenido que completar un viaje de 20 horas a lo largo de 2 días y cuatro etapas para llegar hasta Omán. Una vez allí, su misión ha consistido en la validación de los nuevos procedimientos de salidas, llegadas y aproximaciones que la empresa Ineco ha diseñado para la ampliación de los aeropuertos de Muscate y Salalah.

    La lejanía de Omán y el hecho de que ambas ciudades estén separadas más de 800 km ha supuesto un desafío en términos de logística. En total, se han alcanzado las 80 horas de vuelo, en las que se ha acreditado el nivel de cualificación de los técnicos con que cuenta la Unidad.

    Los vuelos de verificación son necesarios para comprobar desde el aire que tanto las maniobras como los sistemas de ayuda a la navegación aérea, instalados en tierra (radioayudas), funcionan de manera correcta y de acuerdo con la normativa de OACI (Organización Internacional de Aviación Civil) y, por tanto, pueden ser usados por todas las aeronaves que realizan un vuelo instrumental.

    Las calibraciones se hacen en vuelo visual y son necesarias por tanto buenas condiciones meteorológicas. Se trata, pues, de la actividad dedicada a asegurar la integridad de las señales que emiten las radioayudas desplegadas en aerovías y aeropuertos, así como de los procedimientos asociados a dichas aerovías y aeropuertos, que constituyen la infraestructura del Sistema de Navegación Aeronáutica (SNA).

    Para ello, el proveedor de Servicios de Navegación Aérea (en este caso Aena) debe mantener el estado y la precisión de los Sistemas, Subsistemas, Instalaciones o Equipos que constituyen el citado SNA. Este mantenimiento se lleva a cabo mediante la inspección y toma periódica de datos en vuelo desde aviones operados por pilotos especializados y técnicos de verificación en vuelo.

    Aena ha aumentado su carga de trabajo en una época vacacional y particularmente intensa para los operadores aéreos. De hecho, según previsiones de Aena, la ocupación en los vuelos programados ha sido alta durante esta Semana Santa, con un tráfico mayoritariamente turístico y un perfil del pasajero caracterizado por ser familiar o grupos, que viajan con equipaje.

    NYK comienza a ver mejores resultados

    Fetransa denuncia la modificación de las autorizaciones de transporte de mercancías

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.