17 - 12 - 2017

    Francia retrasa la entrada en vigor de la ecotasa

    Recientemente se conoció que el gobierno francés ha retrasado el cobro de la ecotasa, que estaba prevista para el 1 de octubre, y ahora se iniciaría el 1 de enero de 2014.

    El anunció lo ha hecho el Ministro de Interior francés, Frederic Cuvillier, alegando motivos de “falta de fiabilidad” y de “disfuncionalidades técnicas” del dispositivo de cobro de la ecotasa, lo que no garantiza un funcionamiento correcto del sistema.

    Este cobro se realizaría por el uso de las carreteras francesas, en una extensión de 10.000 kilómetros de vías que forman parte de la red nacional, que no contempla cobro de peajes, además de 5.000 kilómetros adicionales de la red local de carreteras.

    La Federación Nacional de Transportes de España (Fenadismer) ha rechazado esta disposición, ya que afecta a más de 100.000 transportistas de esta región que realizan recorridos internacionales.

    Según lo previsto la ecotasa, se abonaría en función de la distancia recorrida, aplicándose a todos los vehículos de transporte de mercancías de más de 3’5 toneladas de MMA. El importe de la ecotasa será de aproximadamente 0’12 euros por kilómetro, aunque para el cálculo final se tendrá en cuenta tanto el tonelaje del vehículo como su clasificación medioambiental Euro.

    Esta disposición define la obligatoriedad para que los vehículos vayan provistos de un dispositivo de control (Equipo Embarcado) que permitiría controlar a la Administración francesa el recorrido realizado por el vehículo a través de los más de 4.000 pórticos instalados en la red de carreteras. En caso de no llevar el referido dispositivo, se sancionará con una multa de 750 euros, pudiendo proceder asimismo a la inmovilización del vehículo.

    La federación apunta, en un comunicado de prensa, que España será uno de los países más afectados por este cobro, teniendo en cuenta que el 38% de las importaciones totales españolas proceden de Francia y el 30% de las exportaciones tiene como destino ese país, pero es que además la gran mayoría de los flujos de transporte de mercancías por carretera con origen o destino distinto de Francia, deben utilizar obligatoriamente la red viaria francesa.

    Así Alemania, Italia, Bélgica, Reino Unido y Países Bajos son los principales expedidores/receptores de estos flujos en tránsito, que suponen el 83% del total de los tránsitos realizados por los transportistas españoles.

    Por Comunidades Autónomas, las principales afectadas por esta medida son Cataluña, Andalucía y la Comunidad Valenciana, aunque en el resto de regiones también existe una fuerte presencia de empresas que realizan transporte internacional.

    McDonald’s abre nuevo restaurante en la T4 de Barajas

    Brasil sanciona cuatro aerolíneas por fijar precios en carga

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.