22 - 11 - 2017

    Tráfico no comprará nuevos radares fijos en 2014

    radares-fijos

    La Dirección General de Tráfico (DGT) no gastará en la compra de nuevos radares fijos durante 2014, según ha señalado la directora de este organismo, María Seguí, quien también ha asegurado que no existe “ninguna directriz” para aumentar las multas, aunque sí “la eficiencia” en su cobro.

    “Los radares fijos y su tiempo, creo que están pasados. La evolución es hacia radares móviles que nos permitan cubrir las carreteras secundarias que son muchísimas más en extensión y en siniestralidad”, ha señalado Seguí durante su comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso para explicar los presupuestos del organismo de cara al año que viene.

    En este sentido, en respuesta a una pregunta del portavoz del PSOE en la comisión, Calos Corcuera, ha indicado que “la red de radares fijos” en autovías y autopistas “ya está bastante bien estructura” y en los próximos años “cabrá sólo mantenerla”.

    En total, de los 847 millones de euros que la DGT prevé ingresar en 2014 –un 0,2% más que en 2013–, el 54% corresponde a tasas y el 45%, a sanciones, una cantidad similar a la de este año. “En nuestra directriz está el aumentar la eficiencia en el cobro de sanciones denunciadas, evitando injusticias, como por ejemplo con las infracciones de los extranjeros, pero no hay ningún afán ni ninguna directriz de que se emitan más sanciones”, ha subrayado.

    Así, ha señalado que “no se trata de más sino de mejores” sanciones, para lo que, desde que asumió la dirección de la DGT, se ha decidido recolocar a los agentes y radares en carreteras secundarias, en donde se producen más accidentes mortales. “No queremos que la DGT crezca a expensas de emitir más sanciones, por eso la cantidad presupuestada es la misma”, ha indicado.

    Respecto al esfuerzo de “austeridad” realizado por su administración, ha destacado que de los 847 millones de ingresos, 136 millones, un “máximo histórico”, se va para el resto de ministerios, mientras que 711 millones euros permanecen en la DGT “para tareas propias”, una cantidad similar a 2006 y 170 millones por debajo del presupuesto de 2008.

    En cuanto al gasto, ha señalado que el 61% de lo presupuestado corresponde a gasto de personal, un 1,3 por ciento menos que este año, debido a la jubilación de 270 funcionarios jubilados, lo que implica una reducción de la plantilla del 1,7 por ciento.

    Recientemente, La DGT se ha puesto como objetivo ir eliminando el pago en metálico de multas en carretera, que se ha convertido en una práctica “muy residual”, y sustituirlo por las vías que ya funcionan para abonar las sanciones, como el pago con tarjeta de crédito, en Internet, en el teléfono 060, en una oficina de Correos o en el banco.

    El Corredor Mediterráneo es “una realidad” dotada con 3.400 millones

    La Méridionale firma convenio de DSP marítimo por diez años

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.