17 - 11 - 2017

    DGT espera la previsión más baja de desplazamientos desde 2005

    dgt-desplazamientos-carretera

    La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé que el número de desplazamientos por carretera esta Semana Santa alcanzará los 12,5 millones. Este dato supone la previsión más baja desde 2005, que fueron un total de 12 millones de desplazamientos.

    María Seguí, directora general de Tráfico, asegura que se “redoblarán esfuerzos” en las carreteras secundarias gracias a los 250 radares móviles colocados que se sumarán a los 500 radares fijos. Además, durante las vacaciones se intensificará la vigilancia por aire mediante los helicópteros de la DGT, incluido el que incorpora el radar Pegasus.

    Además, de los radares, las carreteras estarán vigiladas por 10.000 Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, 600 funcionarios y personal técnico especializado que atienden los Centros de Gestión de Tráfico y más de 13.000 empleados de las empresas de conservación y personal de los servicios de emergencia.

    Estas medidas tratarán de frenar los accidentes que ocurren en las vías secundarias, que ya acumulan el 85% de los siniestros acontecidos en 2014.  De hecho, la DGT intentará de lograr un “mínimo histórico” en número de fallecidos en las carreteras durante la Semana Santa, que en 2013 alcanzó los 26 muertos.

    En Semana Santa se hará especial hincapié en los controles para evitar la conducción bajo el efecto del alcohol y las drogas. La directora general de Tráfico comenta que “la intención es poner fuera de las carreteras a los conductores que se ponen al volante después de haber ingerido estas sustancias”.

    También se vigilará que los vehículos que circulen, cuya edad media cada vez es mayor, hayan renovado la ITV. Además, María Seguí afirma que en estas carreteras se superan en gran medida los incumplimientos de los límites de velocidad. “Nunca se podrá exceder los 120 kilómetros por hora”, refuerza.

    Otras medidas que se pondrán en marcha durante el puente serán los carriles reversibles y adicionales con conos en los momentos de mayor tráfico, la paralización de las obras que afecten a las calzadas, la limitación de los eventos que requieran el uso de las carreteras y la restricción la circulación de camiones con mercancías peligrosas y otros vehículos que requieran autorización especial.

    Las medidas se implantarán en dos fases: Una entre el 11 de abril a las 15:00h y el 13 de abril  a las 00:00h, y la segunda desde el 16 de abril hasta las 00:00h del 21 de abril con la operación retorno.

    Ésta será la última Semana Santa donde no se aplicarán las medidas que incluye la reforma de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, aprobada por el Senado a finales de marzo y que entrará en vigor en el mes de mayo.

    Riesgo de insolvencia en el transporte marítimo

    Fenadismer afirma que la euroviñeta catalana transgrede la Directiva Europea

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.